Noticia

¿Qué pasa si un conductor se fuga tras un accidente de tráfico?

Qué pasa si huyes tras provocar un accidente
Noelia López

Por mucho miedo que te dé, solo empeorarás las cosas

Lamentablemente si hablamos de conductores que se fugan tras provocar un accidente de tráfico tenemos dos ejemplos tan trágicos como recientes en la memoria. 

En uno de ellos un ciclista fue atropellado por un camión que lo dejó abandonado en la cuneta. Su caso se ha hecho famoso porque su mujer, Ana González, inició una lucha que ahora ha sido premiada con la Medalla al Mérito de la Seguridad Vial. Tras el fallecimiento de su esposo, Ana puso en marcha la campaña #PorUnaLeyJusta que propone sanciones más duras a los causantes de atropellos a ciclistas e incluye un spot publicitario para concienciar sobre la distancia de 1,5 metros para adelantar a ciclistas en las carreteras.

El otro es de la joven de 17 años que fue arrollada por un coche en el municipio madrileño de Fuente El Saz del Jarama; el conductor fue detenido justo antes de que tratara de huir a Argentina.

Los conductores fueron detenidos. La pregunta es, ¿qué va a pasar con ellos? ¿cuáles son las consecuencias de darse a la fuga tras provocar un accidente de tráfico?

No siempre te pueden acusar de omisión del deber de socorro

Desde Legalcar explican que aunque el artículo 195 del Código Penal establece que el que pone en peligro a alguien y pudiendo ayudarle sin poner en peligro su propia vida no lo hace, puede ser acusado de omisión del deber de socorro. Las penas por este delito son:

  • de seis a 18 meses de prisión 
  • de seis meses a cuatro años de prisión cuando el peligro es consecuencia de una imprudencia

Ahora bien, para incurrir en este delito no basta con no prestar auxilio a las víctimas sino que tal y como explica Joaquín Torres, abogado de Legalcar, "debe probarse que la víctima estuvo desatendida como consecuencia del accidente". Quiere esto decir que si hay otros testigos que se paran a auxiliar a las víctimas y el culpable huye no será acusado de omisión de socorro.

Tampoco tendrá consideración de delito si la víctima fallece en el momento en que se produce el accidente sin posibilidad de ayuda. Esto es lo que sucedió con el marido de Ana González: quedó demostrado que había fallecido en el acto con lo que el conductor que se dio a la fuga fue acusado de una imprudencia, pero no de omisión de socorro. 

 ¿Quién se hacer cargo de las indemnizaciones?

Si el responsable del siniestro se da a la fuga y la Policía no consigue identificarlo, será el Consorcio de Compensación de Seguros quien se encargue de pagar las indemnizaciones correspondientes (exactamente igual que si sufres un accidente y el responsable no tiene seguro).

Para que no haya problemas y el Consorcio se ocupe de todo hay que llamar a la Policía en el momento del accidente para que abran atestado; de esta forma quedará constancia de cuándo, dónde y por qué se ha producido el siniestro. También es importante tomar declaración a los testigos, que serán quienes confirmen la culpabilidad y fuga del conductor responsable.

Ahora bien, hay una diferencia entre cobrar de una compañía de seguros y del Consorcio: mientras la primera divide las indemnizaciones entre resarcimiento por daños materiales y lesiones, el Consorcio de Compensación de Seguros solo cubre las lesiones.

La huida solo empeora las cosas

El miedo suele ser el argumento de quienes huyen tras provocar un accidente de tráfico. 

Los abogados de Legalcar recuerdan que en caso de accidente, aunque tengas la culpa será tu aseguradora quien asume todos los gastos por lo que tú no tendrás que sufrir ninguna consecuencia salvo que hubieras cometido un delito de tráfico, como conducir con una tasa de alcohol superior a 0,61 mg o superar la velocidad legal en 60 km/h en vías urbanas y 80 km/h en interurbanas (estos son los seis delitos de tráfico que se castigan con prisión).

"Conducir bajo los efectos del alcohol y provocar un accidente es un delito que desencadenará un juicio rápido y si admites los hechos serás beneficiado con una rebaja de un tercio de la pena, pero si huyes, se te puede aplicar un concurso de delitos haciendo que tu sanción sea mucho mayor", explican.

 

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees