Skip to main content
Accidente túnel M-30

Consorcio de Compensación de Seguros: cosas que te conviene saber

Seguro que has oído hablar del Consorcio de Compensación de Seguros. Pero, ¿sabes qué hace? Y, más importante, ¿en qué casos debes recurrir a él y cómo hacerlo?

Afortunadamente, en España, los terremotos son pocos y suaves, los huracanes nos pillan demasiado lejos y aunque cada año solemos vivir una o dos gotas frías, la mayor parte de las llamadas de auxilio al Consorcio de Compensación de Seguros (en lo que al ramo de automoción se refiere) son por siniestros con vehículos que circulaban sin estar debidamente asegurados.

Quizá por eso, todavía hay quien no sabe de su existencia, aunque son más los conductores que han oído hablar de él pero no tienen mucha idea de cómo puede ayudarles y, sobre todo, de cómo tienen que pedir su participación en caso necesario.

¿Qué es el Consorcio de Compensación de Seguros?

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es un organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda a través de la Dirección General de Seguros que surge para cubrir siniestros en los que por diferentes circunstancias el seguro del coche no nos da cobertura. Básicamente son dos casos:

  1. Daños provocados por desastres naturales. Hablamos de los coches que resultan dañados como consecuencia de inundaciones, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tempestades ciclónicas atípicas y caídas de cuerpos siderales y aerolitos.
  2. Siniestros en los que no puede haber respuesta por parte contraria, generalmente porque el vehículo implicado no está debidamente asegurado, porque se ha dado a la fuga y no hay manera de localizarle o porque se trata de un coche robado. También actúa cuando la aseguradora del causante está en concurso de acreedores o en un proceso de liquidación intervenida y no pueda hacerse cargo de la indemnización.
  3. Daños que han sido ocasionados por actos violentos como el terrorismo, la rebelión, un motín o incluso un tumulto popular. 
Porsche 944 inundación

Es importante aclarar que el Consorcio de Compensación de Seguros cubre de manera automática, sin necesidad de haber firmado alguna póliza con él, pero siempre y cuando el siniestros se produzca dentro de España o lo sufran personas con residencia en el territorio español.

¿Cómo hacer un reclamación?

El Consorcio de Compensación acepta reclamaciones por varias vías:

  • Por escrito. El Servicio de Atención al Aseguradora recibe reclamaciones en la siguiente dirección: Paseo de la Castellana, 32. 7ª Planta. 28046. Madrid.
    Este servicio resolverá las quejas y reclamaciones en el plazo máximo de dos meses desde su presentación. Ahora bien, si no estás conforme con la respuesta o si pasado el plazo no has recibido contestación alguna puedes presentar una segunda reclamación o queja. Entonces debes acudir al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que está en el número 44 del madrileño Paseo de la Castellana.
  • Por Internet. Para poder presentar una reclamación online es imprescindible tener un número de expediente de siniestro facilitado por el Consorcio de Compensación de Seguros, como resultado de una resolución de dicho organismo, mas un número de NIF/CIF válido como parte interesada en este expediente. 
    Si lo tienes, solo tendrás que introducir los datos en este enlace.
Toyota Supra

Si recurres al Consorcio porque el otro vehículo no está asegurado, los pasos a seguir son los siguientes:

  • En primer lugar, a través del propio CCS tendrás que solicitar un certificado FIVA (Fichero de Vehículos Asegurados) para comprobar que efectivamente, a fecha del siniestro, el vehículo no se encontraba asegurado.
  • Después, tendrás que comunicar los daños, distinguiendo entre daños materiales y daños personales, mediante unas hojas de comunicación que se encuentran disponibles en este enlace.
  • En ambos casos, necesitarás la siguiente documentación:
    – Documentación identificativa de los perjudicados y del beneficiario de la indemnización en caso de que no coincidan.
    – Atestado levantado por las fuerzas y cuerpos de seguridad o, en su caso, el parte amistoso de declaración de accidente.
    – Documentación bancaria (IBAN) del perjudicado / beneficiario.
  • Además...
    – A la reclamación por daños materiales, tendrás que sumar el presupuesto del coste de reparación del vehículo o en su caso, la factura de la reparación de los mismos.
    – A la reclamación por daños personales, adjunta los partes médico-hospitalarios de alta/baja, los informes médico-forenses o informes del Centro Asistencial, así como informes de rehabilitación en su caso. En el caso de fallecimiento, por el beneficiario, te pedirán el certificado de últimas voluntades de la víctima, el testamento o en su defecto la declaración de herederos.

Más de Espacio Toyota