Noticia

Coches autónomos

La privacidad, el mayor reto de los coches autónomos

La privacidad, el mayor reto de los coches autónomos

Sara Soria

16/05/2015 - 09:30

¿Qué hacen las empresas con los datos de localización y conducción que recogen de los coches conectados? Una pregunta difícil de responder y que nos pone sobre alerta en relación a la privacidad que ofrecerán los vehículos autónomos. En Estados Unidos se ha hecho un llamamiento a los fabricantes para adoptar un proyecto de ley que proteja a los consumidores con estándares de privacidad más estrictos.

A pesar de las últimas noticias sobre accidentes que han sufrido algunos prototipos de coches autónomos al circular por carretera, no es la seguridad lo que más nos debe preocupar. La privacidad que ofrecen estos coches conectados es el mayor reto al que se enfrentan los fabricantes de este tipo de vehículos.

Los fabricantes de automóviles en la actualidad ya recogen muchos datos relativos a la localización y a la conducción de millones de coches. Según nos vayamos aproximando a la era del coche autónomo estos datos serán más intrusivos, y cuanto más sensible sea esta información más se lucrarán las compañías como Google, que viven de la publicidad, afirma John Simpson, un abogado de Consumer Watchdog con sede en California. “No hay ningún control sobre lo que Google podría hacer con estos datos”, continúa diciendo.

La Oficina de Responsabilidad del Gobierno en Estados Unidos alertó sobre la falta de protección de los consumidores en relación a la información personal que ya están recogiendo los fabricantes de automóviles. Es por este motivo que la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA) hizo un llamamiento a las empresas con el objetivo de adoptar un proyecto de ley para proteger a los consumidores con unos estándares de privacidad más estrictos.

Doce fabricantes ya se han comprometido a facilitar avisos más transparentes sobre los datos que están recopilando, también se comprometen a minimizar su uso, reducir el tiempo de almacenamiento y a prohibir la entrega de la información a la policía sin una orden judicial. Google no está entre estas compañías comprometidas. Según ha contado un portavoz de Google a Autoblog, “se sumarán a las normas y a las políticas de privacidad cuando sus coches autónomos estén al alcance de los consumidores en el futuro”.

En relación a los accidentes sufridos por el coche autónomo de Google en pruebas, la compañía afirma que la gran mayoría de estos accidentes, de tipo leve, fueron provocados por otros vehículos que circulaban por la vía y no por fallos en el coche de Google. En el caso del accidente con un coche autónomo de Delphi en octubre de 2014, el informe policial revela que éste estaba parado en un semáforo a la espera de realizar un giro a la izquierda cuando fue golpeado por otro vehículo.

Pero a pesar de estos incidentes, el historial de estos vehículos de conducción autónoma reflejan su gran labor en la protección de las personas. Es por esto que es más la privacidad de nuestros datos lo que nos debe poner en alerta cuando en un futuro estos coches lleguen a los concesionarios.

Fuente: Autoblog.com

Lecturas recomendadas

Sara Soria

Periodista especializada en motor

Buscador de coches