Noticia

Coches autónomos

Torq: coche autónomo y de carreras para el Salón de Ginebra

Noelia López

23/04/2015 - 08:30

El coche autónomo de carreras Torq, que se fraguó un importante éxito en el pasado Salón de Ginebra, va a ser mostrado en el Museo del Automóvil de Turín desde el 28 de abril. El ED Torq es un vehículo de competición eléctrico que promete realizar una vuelta al circuito de Le Sarthe, donde se disputa las 24h de Le Mans, en cuatro minutos sin conductor.

Hace dos meses, Salón de Ginebra 2015 vió el nacimiento del Torq, un coche autónomo y de carreras dedicado a un mundo de la competición en el que el ser humano participará sin ponerse detrás del volante. Los responsables del ED The Torq prometen que su coche podrá dar una nueva vuelta de tuerca al mundo de la competición de resistencia.

No te pierdas: "Los prototipos secretos de Porsche"

El coche de carreras sin conductor se va a mostrar la semana que viene en el Museo del Automóvil de Turín, uno de los lugares sacrados en Italia para los amantes de los coches clásicos. Si bien, a partir de ahora parece que van a apostar también por mostrar qué va a deparar el futuro del automóvil. En concreto, el Torq es una bestia que monta un propulsor eléctrico que si bien no destaca por la potencia brutal (429 CV) sí lo hace por un descomunal par instantáneo de 1.300 Nm.

La idea de convertir de que el Torq sea el primer coche autónomo de competición parece haber llegado recientemente a este proyecto, ya que como puedes ver en la galería, su interior sí parece dispuesto para llevar conductor y pasajero. En todo caso, la conducción autónoma, es una megatendencia global en el automóvil, como se puede ver en numerosos ejemplos como el del misterioso coche autónomo de Google, pasando por el coche autónomo de Volvo o el espectacular y deportivo Audi RS7 Piloted Driving.

Otra cosa es que, aunque te parezca aceptable que en vehículos de calle se desarrolle esta tecnología para aumentar la seguridad de los desplazamientos, puede que un coche de competición sin piloto tenga algo menos de sentido ¿qué gracia tendría eso? al parecer podríamos estar ante una nueva categoría, una categoría de coches eléctricos muy potentes y sin conductor donde la técnica, y no las manos del piloto, marcaría la diferencia en la pista.

El ED The Torq es un prototipo donde se ha dedicado mucho tiempo de su desarrollo en obtener una aerodinámica muy cuidada, y es que si no hay conductor el diseño puede experimentar cambios radicales en este sentido, como ya se demostró en el coche que diseñó Adrian Newey para Play Station. Entre las novedades destaca la ausencia de ventanas y se crea un cockpit que cuenta con una enorme pantalla de 360º que se encarga de reproducir el exterior.

En cuanto a la mecánica, el ED The Torq equipa un propulsor eléctrico que produce 429 CV y 1.300 Nm de par. Aunque mejor dicho, equipa cuatro motores, uno en cada rueda. La batería de ion-litio se ha colocado en el chasis y tiene una capacidad de 88 kWh, tres más que el Tesla Model S. La visión de sus creadores es crear una competición de resistencia con este tipo de vehículos, que además de servir como laboratorios rodantes para las marcas, también priorizarían la técnica por encima de la pericia del piloto. Eso sí, a día de hoy, con la capacidad disponible de las baterías, más que las 24 horas de Le Mans, serían los 24 minutos de Le Mans. ¿Qué os parece la idea?

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches

Más de Salón del Automóvil de Ginebra 2015