Skip to main content

Noticia

Motor

Un Porsche 911 GT3 basado en el 956 que ganó Le Mans en 1985

Porsche 911 GT3 basado en el 956 que ganó Le Mans

El coche con el que Paolo Barilla ganó la prueba de resistencia francesa

En 1985, Paolo Barilla, se proclamó ganador de las 24 Horas de Le Mans a los mandos de un Porsche 956. 36 años después, el ex piloto italiano ha diseñado un Porsche 911 GT3 basado en el 956 que ganó en Le Mans.

El proyecto ha sido realizado a través del programa Sonderwunsch y gracias al trabajo del departamento Porsche Exclusive Manufaktur. Barilla quería diseñar un Porsche 911 GT3 (992) único, basado en su coche ganador de Le Mans, y participar plenamente en su creación. 

En los años ochenta, tuve la oportunidad de pilotar el maravilloso Porsche 956, un icono del rendimiento y la belleza. La interpretación de algunos elementos de aquel vehículo en un GT3 moderno hace que ese recuerdo sea emocionante y vital, tanto para mí como para mis personas cercanas”, declara Barilla.

Un Porsche 911 GT3 basado en el 956 que ganó Le Mans

Porsche 911 GT3 basado en el 956 que ganó Le Mans
Luce los colores característicos del Porsche 956

El Porsche 911 GT3 cuenta con el característico aspecto de carreras en amarillo, blanco y negro, del 956 de Le Mans y luce el número 7 en el capó y las puertas, el mismo con el que venció en la mítica prueba francesa. Elementos como el alerón trasero y la palanca de cambios han sido reinterpretados y desarrollados de forma independiente.

Como cuenta Alexander Fabig, Vicepresidente de Personalización y Clásicos de Porsche AG, “la cooperación con Paolo Barilla fue también un proyecto muy especial para Porsche. Porque no se trata solo de un 911 GT3 con un alto grado de personalización, sino que el proceso de diseño también es único”.

Un Porsche único, lo mires por donde lo mires

Porsche 911 GT3 basado en el 956 que ganó Le Mans
El nivel de detalles en el interior es elevadísimo

Además de los llamativos colores que reinterpretan el diseño del 956 de carreras, este 911 GT3 incluye un faldón delantero, embellecedores redondos y faros pintados en ese amarillo tan especial (Summer Yellow). 

El diseño de las llantas con tuerca central está inspirado en las del Porsche 956. Las delanteras, cuando se usaban en carrera, tenían aeroblades (láminas aerodinámicas) blancos. Por eso, las llantas del 911 GT3 también son blancas en el eje frontal, mientras que en el trasero están pintadas en un moderno color dorado, como entonces.

Prueba Porsche 911 GTS 2021, infinita precisión al volante

Los laterales del alerón posterior también están influenciados por el diseño y la geometría del 956 de Le Mans. Para las primeras muestras se desarrollaron rápidamente unos prototipos. 

Para mantener el rendimiento aerodinámico y el equilibrio entre los ejes delantero y trasero, los ingenieros del Porsche 911 GT3 producido en serie se involucraron en el proyecto también.

El alerón trasero modificado tuvo que demostrar su eficacia en el túnel de viento. En los flancos se ha grabado la inscripción “PB 60”, que representa las iniciales y la edad de Paolo Barilla. El estilo de este logotipo está inspirado en el gráfico del entonces patrocinador principal del coche vencedor de Le Mans.

El negro domina el interior, como era de esperar en un coche de carreras. El umbral de las puertas y la moldura decorativa amarilla en la parte del salpicadero situada frente al pasajero están decorados con un logotipo especialmente creado pensando en el cliente. Combina el número 956, el escudo de “Le Mans 1985” y la silueta estilizada del vehículo de competición. 

Prueba Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid 2021... ¡Brutal!

Del mismo modo, el logo y el circuito de 1985 están bordados en los reposacabezas. La palanca de cambios recuerda a la bola de magnesio del 956 y es una elaborada pieza hecha a medida: la parte superior se fresó a partir de un bloque de aluminio para pulir después la superficie.

El proyecto ha tardado tres años en hacerse realidad. Para ello, Barilla colaboró estrechamente con el departamento Porsche Exclusive Manufaktur y el departamento de diseño de Porsche.

Acerca del programa Porsche Sonderwunsch

Porsche 911 GT3 basado en el 956 que ganó Le Mans
La palanca de cambio tiene una bola de magnesio, como el 956

Porsche Exclusive Manufaktur y Porsche Classic ofrecen un minucioso servicio de mejora y restauración de vehículos deportivos únicos, con una combinación de habilidades artesanales y atención por los detalles. 

Pero el programa Sonderwunsch va un paso más allá al ofrecer un conjunto de servicios que permite diseñar coches personalizados y únicos, con una participación activa del cliente. 

Etiquetas:

Superdeportivos

Y además