Skip to main content

Noticia

Peugeot 208 GTi, las 3 cosas que pocos saben de él

Peugeot 208 GTi
El Peugeot 208 GTi es uno de los utilitarios rabiosos del momento, escondiendo dentro de sí una serie de secretos que no todo el mundo conoce. Sin duda, una de las mejores opciones del mercado para los que busquen diversión al volante a un precio relativamente asequible.

Seguro que muchos de los que estáis leyendo este artículo tenéis en los coches juguetones y pasados de caballos a uno de vuestros caprichos soñados. Pues bien, éste podría ser perfectamente un Peugeot 208 GTi que, a pesar de llevar años entre nosotros, todavía esconde algunos secretillos para la mayoría de los mortales. Nosotros nos quedamos con los tres siguientes:

1. Ahora sí, el heredero del Peugeot 205 GTi

Las siglas GTi han sido sinónimo de muchas cosas en Peugeot, y todas ellas divertidas. Sin embargo, con la llegada del 207 desaparecieron, dejando al 206 GTi como el último utilitario de la marca del león en utilizarlas. Sin embargo, el verdadero referente en este sentido siempre fue el Peugeot 205 GTi. Con la idea de homenajearlo, los franceses recuperaron más míticas siglas para el 208. Eso sí, no ha sido hasta la última versión presentada de este 208 GTi -by Peugeot Sport- cuando se ha hecho honor a ellas. El primero que salió allá por 2013 no ofrecía unas sensaciones de conducción tan radicales como el actual. Se trata de un coche con un toque muy 'racing' que los verdaderos amantes de la competición automovilística adorarán, como en su día sucedió con el 205.

No te pierdas: Así se restaura un Peugeot 205 GTi

2. Es deportivo y lo parece

Más allá de las llamativas combinaciones cromáticas con las que puedes decorar la carrocería del Peugeot 208 GTi, lo cierto es que el vehículo ya anuncia algo muy especial incluso antes de montarse en él. Hasta los que tengan los coches como un mero medio de transporte notarán que no están ante un 208 normal. La razón no es otra que la presencia de una carrocería 10 mm más baja que la del modelo convencional, respecto al cual también se ensanchan las vías, 22 mm delante y 16 detrás. Además, para rizar el rizo, el logo de Peugeot Sport aparece en la moldura de la ventanilla trasera, en lo que parece un claro homenaje a la solución estética que aparecía en el pilar C del 205 GTi. Y obviamente a todo esto hay que añadir otros elementos más explícitos como la doble salida de escape o las llantas de 18 pulgadas, entre otras cosas.

3. Confort y deportividad a la hora de conducir

Conducir en el día a día el Peugeot 208 GTi es un ejercicio de contrastes entre el confort que todo coche de calle ha de ofrecer y las concesiones que hay que hacer a favor de la deportividad por motivos obvios. Tanto los pedales como el volante de este vehículo responden a nuestros deseos con una suavidad extrema, aunque el paso por los badenes y demás irregularidades del firme se notarán mucho más de lo que esperamos por la dureza de las suspensiones. Sí, es un punto de incomodidad, pero debes saber a lo que te expones al comprar un coche de estas características. Además, cuando llegue la hora de afrontar curvas lo agradecerás, y mucho.

Otra de las cosas que destaca de este pequeño diablo es la posición de conducción que se ha logrado, bastante retrasada, lo que sumado al pequeño tamaño del volante nos hará sentir como si estuviésemos en un auténtico coche de carreras. Sin duda, una buena compra para 'quemados' de la velocidad.

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.598 cc

  • Par motor

    300 Nm /3.000 rpm

  • Potencia

    208 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1.076 L

  • Aceleración 0-100

    6,5 s

  • Velocidad máxima

    230 km/h

  • Consumo oficial

    7,0/4,5/5,4 l/100km

  • Precio

    27.800

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Peugeot 208 Todo sobre Peugeot 208

Y además