Noticia

Pablo Iglesias pillado con el móvil al volante

Pablo Iglesias pillado con el móvil al volante

Noelia López

31/08/2014 - 07:57

Una usuaria de Twitter se cruzó hace unos días en la carretera con Pablo Iglesias. Resulta que el líder de Podemos escribía un mensaje en el móvil con la mano derecha y manejaba el volante con la izquierda. Las fotos del momento están causando furor en las redes sociales.

Es triste (y preocupante) decirlo pero, a estas alturas, ver a un conductor que habla y pilota no nos resulta extraño. No, salvo que sea un rostro conocido, en cuyo caso pocos dudan en inmortalizar el momento. Esto es lo que ha sucedido con Pablo Iglesias al que han pillado con el móvil al volante. La prueba está en Twitter, en forma de una serie de fotos que una usuaria sacó en el momento (por cierto, que si  ella conducía ha cometido entonces la misma infracción).

Según relata Huffingtonpost.com, el líder de Podemos circulaba por la carretera de Andalucía al volante de su Renault Clio (hay quien dice que el coche es propiedad de su madre, lo que también está suscitando muchos comentarios en la Red...) cuando recibió una llamada o un mensaje (a juzgar por las imágenes nos inclinamos por lo segundo) y no dudó en contestar. Ni corto, ni perezoso, Iglesias recorrió varios kilómetros con la mano derecha en el volante y el teléfono en el izquierda.

La 'twittera' ha colgado estas tres fotos. En la principal, se ve claramente al líder de Podemos mirando el móvil (y no la carretera). En esta instantánea, Pablo Iglesias aparece en primer plano, por lo que alguien podría dudar sobre si el coche está o no en marcha. La discusión se zanja con las otros fotos en las que se ve claramente que el Renault Clio circula por el carril central.

Pablo, si en lugar de la 'twittera' te hubiera pillado la Guardia Civil, hoy tendría tres puntos menos en el carné y una multa de 200 euros.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches