Skip to main content

Noticia

Motor

OBD, la prueba más difícil y temida para pasar la ITV vuelve el 1 de julio

ITV

Pasar la ITV vuelve a ser más complicado a partir del 1 de julio. Por la situación sanitaria del COVID-19, se habían establecido ciertas restricciones en algunas pruebas, pero ahora se dan por terminadas de manera oficial y volverán a formar parte del proceso de inspección técnica. Una de las que más quebraderos de cabeza va a dar es la que emplea el puerto OBD.

Éste permite conectar un ordenador externo a la centralita del vehículo, lo que permite realizar un análisis de multitud de parámetros del vehículo, lo que a efectos prácticos supone básicamente dos cosas: dar con errores en el vehículo e identificar modificaciones no autorizadas.

Su principal finalidad se encuentra en complementar la prueba de gases, comprobando que las medidas anticontaminación del vehículo funcionen como deben. Además, también permite detectar problemas en los sistemas de seguridad del vehículo como los cinturones o los airbags; y comprobar el historial por si hubiera habido fallos previos.

 

Hay que recordar que esta prueba solo se aplica a los vehículos M1 y N1, es decir turismos de hasta 9 plazas y vehículos destinados a carga de hasta 3,5 toneladas que hayan sido matriculados a partir de enero de 2011, es decir, los que cuenta con la homologación Euro 5 o Euro 6.

Esta prueba se implementó el 20 de mayo de 2018 mediante el Real Decreto 920/2017, pero dado que los trabajadores de la ITV tenían que acceder al interior del vehículo para realizarla, se dejó de hacer por las medidas sanitarias derivadas del coronavirus.

La otra prueba que regresa a la ITV

Además del OBD, también vuelve la revisión del número de bastidor (VIN, Vehicle Identification Number), que es su ‘DNI’, una combinación de 17 dígitos alfanuméricos única y exclusiva que identifica a todos los vehículos que se venden en Europa.

Por norma general aparece en tres ubicaciones distintas del automóvil: grabado en el salpicadero del vehículo, que se puede ver a través del parabrisas desde fuera; en el chasis del vehículo y en la placa del fabricante.

Etiquetas:

ITV

Y además