Skip to main content

Noticia

Nuevo accidente del Autopilot de Tesla... aunque esta vez sin culpa

Tesla

Una pareja estadounidense ha sufrido un aparatoso accidente al volante de su Tesla Model S con el Autopilot conectado, aunque en esta ocasión el sistema ha funcionado a la perfección. Al hacer caso omiso de los avisos del mismo, el siniestro fue inevitable.

Así gestiona un atasco el Autopilot de Tesla

Desde que pisó la calle el Autopilot de Tesla ha sido protagonista de varios accidentes que han sembrado la duda sobre él. Hoy tenemos noticias de otro, pero por suerte para la compañía de Elon Musk el sistema de conducción autónoma no ha tenido nada que ver. Es más, hizo todo lo posible para evitar el choque.

No te pierdas: El verdadero problema del Autopilot de Tesla

El caso es que una pareja americana circulaba en su Model S por una autopista con el Autopilot a los mandos cuando más adelante advirtieron que algo pasaba. Muchas luces de policía anticipaban algo grande. Tanto que se quedaron mirando fijamente para ver que ocurría con tal nivel de concentración que no se dieron cuenta de que el Autopilot les estaba alertando acerca de un obstáculo justo delante de ellos. Y es que recordemos que este sistema es un apoyo al conductor, no su sustituto. De esta forma el impacto, que se produjo a unos 70 km/h, fue inevitable.

Por suerte no ha habido que lamentar muchos daños más allá de los materiales, tal y como demuestran las declaraciones del varón de la pareja tras el accidente con su Tesla. “No estábamos atentos. Nos fijábamos en el caos que había a nuestro alrededor y no escuchamos el aviso del coche sobre el obstáculo que teníamos delante. Nos golpeamos de frente a una velocidad de unos 70 kilómetros/hora. Creo que no he escuchado nunca palabras tan fuertes en la boca de mi mujer en los 20 años que llevamos casados”.

Este incidente nos recuerda dos cosas. La primera es la que siempre recuerda Tesla y que vale para muchas otras marcas. A día de hoy los sistemas de conducción autónoma requieren la atención del conductor porque no puede valerse totalmente por sí mismos. Y la segunda que no hay que distraerse nunca en la carretera. Dejar de estar atento a lo que nos rodea mientras viajamos en coche es lo más peligroso que puede uno hacer, más incluso que un exceso de velocidad o casi cualquier otra causa que pueda desencadenar un accidente. La responsabilidad es clave amigos.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas