Skip to main content

Noticia

El Nissan GT-R se viste por completo de fibra de carbono

Nissan GT-R

El primer Nissan GT-R completamente forrado de fibra de carbono es una realidad, y lo hemos descubierto gracias al canal de Youtube LivingLifeFast. Eso sí, su motor permanece intacto.

El Nissan GT-R siempre ha sido un deportivo de altos vuelos muy especial. Primero porque no deja a nadie indiferente. Su peculiar estética hace que lo ames o lo odies. Personalmente me encuentro entre los primeros. Me gusta lo diferente y el GT-R lo es. Además ha sabido mantener su esencia a pesar del paso del tiempo. Y segundo porque su coste es bastante inferior al de rivales a los que iguala o incluso supera en prestaciones. No vamos a dar nombres, todos sabemos de lo que hablamos. Eso sí, el precio de la unidad de la que vamos a hablar hoy es bastante mayor que el que estamos acostumbrados a oir. ¿La culpa? De la fibra de carbono.

El canal de Youtube LivingLifeFast nos ha enseñado este vehículo, que es propiedad del usuario de Instagram Jegan7000. Busca su cuenta y tendrás acceso a una cantidad ingente de fotografías de este Godzilla vestido para la ocasión. Se trata del primer GT-R cuya carrocería es totalmente de fibra de carbono, al menos que nosotros tengamos constancia. No se escapa un solo componente, desde el capó hasta las puertas pasando por los paragolpes o las carcasas de los retrovisores. El resultado es un considerable ahorro de peso de 140 kilogramos respecto al modelo de serie. El conjunto debe superar por poco los 1.600 kilos, por tanto.

No te pierdas: ¿Será así la próxima generación del Nissan GT-R?

Donde no hay modificación alguna es en el motor del Nissan GT-R, de tal forma que esta unidad incorpora el conocido seis cilindros de 3.8 litros Twin-Turbo con 570 caballos, los cuales pasan al asfalto a través de una caja de cambios automática de seis velocidades y un sistema de tracción total.

Según ha reconocido el propietario de este deportivo japonés, la transformación de la carrocería le ha costado 75.000 dólares, lo que al cambio vienen a ser 66.000 euros aproximadamente. Eso quiere decir que el coche en total le ha supuesto el desembolso de unos 170.000 euros -no sabemos en qué mercado se ha hecho con él-. Sí, es una cifra desorbitada, pero aún con todo sigue habiendo rivales cuya factura es más elevada sin entrar en ningún tipo de preparación. Para que luego digan que el dinero no da la felicidad.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas