Skip to main content

Noticia

El Nashole gana el Hot Wheels Legends Tour y será un modelo de juguete

Nashole

Se ha impuesto a casi 5.000 rivales.

Quien más y quien menos ha jugado o, al menos, sabe lo que son los Hot Wheels, cochecitos de juguete de todo tipo, desde réplicas de modelos reales hasta auténticas locuras sobre ruedas. Lo que muchos no sabrán es todo lo que mueve este hobby, con aficionados y coleccionistas con millares de ejemplares en su poder. El Hot Wheels Legends Tour es una parte importante del mismo, ya que es una gira anual de la que sale un ganador que pasa a convertirse en un nuevo vehículo de la juguetera: este año el ganador ha sido el Nashole.

VÍDEO: Hot Wheels cumple 50 años

No hay más que mirarlo para darse cuenta de que sus creadores, Greg Salzillo y Dave Ford, tenían muy claro lo que hacían al desarrollarlo, porque es que parece directamente un coche de juguete pero a escala real.

Sus proporciones son irreales, con unas enormes llantas de acero en tono azul celeste embutidas en unos neumáticos de corte clásico, con la banda lateral en color blanco, combinación de colores que luego se extiende a una carrocería que, eso sí, dista mucho de estar inmaculada, puesto que sus creadores fueron adrede a por una imagen desgastada en la que el óxido está muy presente.

El último coche de Hot Wheels puede conducirse on y off-line

La guinda que redondea el conjunto son los dos enormes dados que coronar el motor que asoma por el capó, un bloque 5.8 V8 que desarrolla 304 CV, cifra muy superior a los 41 que entregaba el propulsor del vehículo.

El Nashole ha conseguido imponerse a casi 5.000 rivales que se presentaron en las 20 paradas del tour, algo que, según Ted Wu, Vicepresidente de Diseño de Hot Wheels, se ha debido a que “representa en verdadero espíritu del garaje, reuniendo a generaciones y creando un coche impresionante que ha sido construido, no comprado”.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además