Noticia

Alcohol al volante: ¿cuándo es infracción y cuándo delito?

Alcohol al volante: ¿cuándo es infracción y cuándo delito?

Javier Leceta

03/01/2017 - 07:15

La máxima debe ser siempre: al volante ni una gota de alcohol. Aún así, es importante saber que la Ley castiga de diferente manera en función de los gramos de alcohol que arrojan los controles y diferencia entre infracción (castigada con multa) y delito (penado con cárcel) según la cantidad ingerida.

Tasa de alcohol cero al volante, una medida imprescindible

¿Sabías que en función de la cantidad ingerida el consumo de alcohol al volante puede ser infracción o delito?. La diferencia es importante, no sólo porque a mayor cantidad de alcohol consumido más posibilidades de sufrir un accidente; también porque mientras la infracción se castiga con multas económicas y pérdida de puntos (la cantidad en ambos casos depende de los miligramos ingeridos), el delito supone que el conductor puede ir a la cárcel. En este práctico tienes todos los límites de alcoholemia en España.

Menos de 0,60 mg/l, es infracción

Los conductores no profesionales y con más de un año de experiencia dan positivo en alcohol cuando las pruebas en aire expirado muestran una cifra superior a 0,25 miligramos de alcohol por cada litro de aire. A partir de ese momento y hasta 0,60 mg/l puedes ser multado por conducir bajos los efectos del alcohol.

En el caso de los conductores noveles o profesionales el límite es de 0,15 mg/l (aunque este camionero que sextuplicó la tasa no lo debía tener muy claro).

Los trucos que NO funcionan en un control

A partir de esta cifra, la Ley establece el siguiente baremo de sanciones:

- Entre 0,25 y 0,50 mg/l la cuantía de la multa es de 500 euros y cuatro puntos. Para los reincidentes la sanción en este tramo se eleva a 1.000 euros. 

- Entre 0,51 y 0,60 mg/l, tendrás que pagar 1.000 euros y perderás seis puntos.

A partir de 0,61 mg/l, es delito

Los 0,60 mg/l marcan el límite entre infracción y delito. A partir de esta cifra, es decir, en el momento en que des 0,61 mg/l te enfrentarás a penas de entre tres y seis meses de prisión o multa de seis a 12 meses. También te pueden condenar a 60-90 días de trabajos en favor de la comunidad y a perder el derecho a conducir entre uno y cuatro años.

En este punto es importante recordar que negarse a realizar la prueba de alcoholemia también se considera delito (lo que algunos jueces sí consideran legal es negarse a la segunda prueba). Puede acarrear penas de entre seis meses y un año en la cárcel y privación del derecho de conudcir entre uno y cuatro años.

Todo sobre los límites de alcoholemia en España

¿A cuántos gramos de alcohol equivale cada bebida?

Los hay que tras dar positivo en un control de alcoholemia se echan las manos a la cabeza y aseguran no haber bebido tanto como para llegar a esa cifra. 

Salir de casa con un etilómetro para ver cuándo dejar de beber no es lo habitual por eso la Guardia Civil publicó hace unas semanas una infografía en la que muestra a cuántos gramos de alcohol equivale cada bebida:

De acuerdo con los datos que maneja la Agrupación de Tráfico, un varón de unos 70 kilos que conduzca un coche o una moto y no sea novel, superará la tasa permitida en el momento en que se tome dos cañas de cerveza o dos vasos de vino; exactamente igual que una mujer que dé 60 kilos en las báscula.

Ahora bien, para los conductores profesionales o con menos de dos años de carné, el máximo a beber se fija (siempre de forma aproximada) en una caña de cerveza o copa y  media de vino para ellos y en media caña o una copa de vino para ellas.

La resaca no se sanciona, pero es igualmente peligrosa

En la última campaña de contra el consumo de alcohol al volante, la DGT ha hecho hincapié en un nuevo concepto: la resaca.

VÍDEO: Un traje diseñado por Ford imita la sensación de resaca

 

Conocida por todos los que en alguna ocasión han bebido más de la cuenta, está comprobado que supone un riesgo para la conducción. Desde la DGT advierten que conducir bajo los efectos de la resaca eleva las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico porque está comprobado que:

- la velocidad para conducir se duplica

- se sobrepasan los límites de velocidad cuatro veces más

- la velocidad media a la que se conduce aumenta en 15 km/h

- el respeto a los semáforos y los STOP se reduce a la mitad

- las invasiones de carril se multiplican por cuatro

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Buscador de coches