Noticia

El alcoholímetro ya no será obligatorio en Francia

El alcoholímetro ya no será obligatorio en Francia

Laura Tirado

25/01/2013 - 13:15

El alcoholímetro ya no será obligatorio para circular por Francia. En menos de un año, el Ejecutivo francés ha dado marcha atrás con la medida que obligaba a todos los conductores que circulasen por sus carreteras (franceses o no) a llevar un alcoholímetro en su vehículo. Motivo: problemas de suministro.

El alcoholímetro ya no será obligatorio para circular por Francia. En menos de un año, el Ejecutivo francés ha dado marcha atrás con la medida que obligaba a todos los conductores que circulasen por sus carreteras (franceses o no) a llevar un alcoholímetro en su vehículo. La medida ha quedado aplazada 'sine die' a causa de la falta de fiabilidad de los aparatos y los  problemas de suministro.

alcoholimetro coche

La medida que obligaba a llevar alcoholímetro en el coche fue ideada en 2011 por el Gobierno de Nicolas Sarkozy. Con la llegada de Hollande al poder, el suelo sobre el que se sostenía esta medida se fue haciendo de barro. Primero fue refrendada, luego se anunció un retraso en la implantación del régimen sancionador hasta el 1 de marzo de este año y, finalmente, no entrará en vigor la obligatoriedad para todos los conductores en Francia de llevar alcoholímetro.

La medida adoptada por el gobierno galo establecía que cualquier conductor que circulase por las carreteras francesas contase en su vehículo con un alcoholímetro. No obstante, todos los afectados disponían de un período de adaptación de cuatro meses, por lo que las denuncias no iban a comenzar a cursarse hasta el pasado 1 de noviembre. Durante este periodo, los agentes recordarán a los infractores la obligación de portar un etilómetro en las carreteras francesas.

La multa por circular sin alcoholímetro en Francia era de 11 euros (33 en caso de impago). La medida afecta a todos los conductores (franceses o no) y a todos los vehículos que circulasen por el país -excepto los ciclomotores con cilindrada de 50 cc o los equipados con un etilómetro antiarranque-, por lo que los extranjeros también deberán respetar la ley y llevar un alcoholímetro. La sanción de 11 euros por no llevar el obligatorio alcoholímetro es bastante inferior que la de 135 euros por no llevar el chaleco y los triángulos para casos de avería.

Ahora, según ha comunicado la asociación de transportistas Fenadismer, el ministro francés de Interior, D. Manuel Valls, confirmó que en Francia se deroga la medida que obligaba a llevar alcoholímetro en todos los coches "en razón de las dificultades de fiabilidad y de aprovisionamiento de los etilómetros".

Al parecer, los fabricantes de los alcoholímetros se estaban viendo incapaces de abastecer la demanda, ya que a la local se sumaba la de todos los conductores extranjeros. Además, algunos establecimientos emepzaban a aprovecharse de la situación, llegando incluso a quintuplicar los precios.

La decisión tiene aún que ser sometida en próximas fechas a consulta del Consejo Nacional de Seguridad Vial y de las asociaciones de conductores y de víctimas de la carretera. 

Nicolás Sarkozy anunció la medida en noviembre. Su objetivo es intentar reducir las muertes ligadas al consumo de alcohol. En Francia, el 31% de los accidentes mortales están relacionados con el alcohol. En las discotecas y bares franceses ya era obligatorio desde noviembre el uso del alcoholímetro.

En Francia se revisará la ley para permitir que un juez pueda imponer a una persona condenada por haber conducido bajo los efectos del alcohol la obligatoriedad de introducir en su vehículo un alcoholímetro que bloquee el arranque.

Si estás planteándote viajar en coche al extranjero, échale un ojo a este link, porque quizás te convenga conocer las tasas de alcoholemia y límites de velocidad de otros países.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches