Skip to main content

Noticia

Multa a Google por captar datos de WiFi privadas con sus coches

Multa récord a Google en la UE por abuso de Competencia

La Agencia Española de Protección de Datos ha multado a Google por captar datos de WiFi privadas con sus coches entre 2008 y 2010. La compañía pagará la sanción.

No te pierdas: Cómo saber si te roban WiFi, y trucos para evitarlo

Este mismo martes, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha multado a Google por captar datos de WiFi privadas con sus coches entre los años 2008 y 2010. Al parecer, el gigante tecnológico ha justificado esta acción como un “error” por parte de sus vehículos del servicio Street View que ya fue solventado. La sanción de la AEPD por “infracción grave” que deberá pagar Google asciende a 300.000 euros.

La AEPD ha contrastado que el gigante tecnológico recogió y almacenó mediante sus vehículos del proyecto Street View datos personales transmitidos a través de redes WiFi abiertas sin consentimiento expreso de los ciudadanos. La Ley Orgánica de Protección de Datos, en su artículo 6.1, establece que el tratamiento de los datos de carácter personal requiere del consentimiento del afectado.

Vídeo: El coche volador de Google, se llama Kitty Hawk Flyer:

Google habría obtenido información sin consentimiento referida a direcciones de correo electrónico, códigos de usuario y contraseña, y direcciones IP. Sin embargo, la agencia no ha podido demostrar que la compañía hubiera tratado datos especialmente protegidos. La agencia especifica que “el hecho de que los titulares de redes WiFi no aseguren el cifrado de las mismas, en perjuicio de la seguridad de sus datos, no autoriza de ningún modo la recogida de la información ni ningún uso posterior de ésta”. 

Sin embargo, este caso no está exento de polémica, ya que la investigación por parte de la agencia comenzó en 2010, aunque la existencia de un procedimiento judicial penal abierto en un juzgado de Madrid obligó a la AEPD a suspender la tramitación de su procedimiento. Por su parte, Google recuerda que la investigación tiene más de siete años de antigüedad y que cuando tuvieron conocimiento del problema, la compañía lo solucionó de manera inmediata.

Google ha afirmado este mismo martes que abonará la sanción de 300.000 euros impuesta por la Agencia Española de Protección de Datos. “En Google trabajamos concienzudamente para cumplir con las políticas relacionadas con la privacidad”. “En este caso, y remontándonos al año 2010, ya dijimos públicamente que nos equivocamos e, inmediatamente, informamos del error a la AEPD y solucionamos el problema que afectaba a nuestros sistemas”, han matizado fuentes de la empresa a Europa Press.

Fuente: El País

Lecturas recomendadas