Skip to main content

Noticia

Motor

El método infalible para bajar la temperatura del coche 20 grados sin aire acondicionado

Estos son los peligros del calor excesivo para el conductor
Gettyimages.
-

Gettyimages

Toma nota porque con temperaturas de más de 40 grados como las que estamos sufriendo estos días, te vendrá muy bien poner en práctico este método infalible para bajar la temperatura del coche 20 grados sin aire acondicionado y sin aumento del consumo, que también es importante.

Antes de explicarte en qué consiste esta curiosa técnica, deja que te recuerde que conseguir una temperatura adecuada en el habitáculo es fundamental no solo porque ganas enteros en confort, también en seguridad.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) afirman que conducir en un vehículo cuyo interior supera los 35 grados provoca la misma somnolencia, falta de concentración y distracciones que ponerse al volante con una tasa de alcoholemia de 0,5 gr/l (esta cifra es multa y se acerca al límite a partir del cual se considera delito).

El método japonés para bajar la temperatura del coche 20 grados

El método para bajar la temperatura del coche hasta 20 grados en cuestión de segundos es un invento de un profesor japonés.

No gasta nada de combustible porque ni siquiera requiere que el motor esté encendido, ni que actives el aire acondicionado.

 

Estos son los pasos a seguir:

  1. Bajar la ventanilla del copiloto
  2. Abrir y cerrar la puerta del conductor cinco veces seguidas de forma rápida

De esta sencilla manera, el descubridor de la técnica asegura que la temperatura desciende hasta 20 grados. Quizá te cueste creerlo, pero ponerla en práctica y comprobar su eficacia por ti mism@ no te costará nada (más allá de que algún vecino te mire raro...).

VIDEO

生活點子王-讓汽車內溫度迅速下降的方法

Otros trucos para reducir la temperatura en el habitáculo

Si te fijas en el vídeo, el conductor abre la puerta pero no entra en el coche. En ningún momento toca el volante y pone mucho cuidado al accionar la ventanilla. Esto es importante porque con temperaturas exteriores de 40 grados, el volante puede superar los 50 grados y el salpicadero los 70 grados.

Para no llegar a estos extremos es muy aconsejable utilizar un parasol mientras el coche está aparcado (si pones dos, uno en el parabrisas y otro en la luneta trasera, mejor). Si puedes, deja el vehículo estacionado en un lugar con sombra (lo mejor, sin duda, un parking subterráneo).

Durante el viaje, regula la climatización de manera que la temperatura interior oscile entre 22 y 24 grados. Además, para evitar problemas físicos en los ocupantes, es necesario mantener una correcta y continuada hidratación

Y aunque te parezca que no es relevante, en verano es muy recomendable lavar el coche con más frecuencia: la temperatura de la carrocería y de otros componentes se reduce al hacer la limpieza. El mejor momento para lavar el coche en verano es por la tarde o de noche, pues al no estar expuesto al sol el agua se absorbe más lentamente y no se producen daños en la pintura.

Etiquetas:

Verano

Y además