Skip to main content

Noticia

¿El mejor Honda NSX Type-R del mundo?

Honda NSX Type-R
Rara avis.

¡Oh, el Honda NSX! Pero no el actual, que no es que este mal, pero es que simplemente el original es irreemplazable. En 1992 marcó época y conquistó los corazones de los aficionados al motor de medio mundo, pero si el modelo “base” era una auténtico escándalo, su variante Type R (fue el coche que estrenó esta denominación en la marca) todavía más. Y, para rizar el rizo, sus segunda generación fue todavía más exclusiva. Ahora el fabricante nos muestra como tiene una unidad del Honda NSX Type-R de 2002 en perfectísimas condiciones en su colección privada, el Honda Collection Hall.

El Honda NSX original se enfrenta al nuevo Civic Type R

Este museo, localizado en Motegi, Japón, está formado por más de 300 modelos convenientemente restaurados y puestos a punto, lo que garantiza una cantidad innumerable de joyas, pero entre todas ellas destaca la que muchos consideran como la mejor versión del deportivo nipón.

Uno de los principales aspectos que le diferenciaba del NSX normal es la severa dieta a la que se le sometió, perdiendo hasta 200 kilos para marcar sobre la báscula solo 1.270 kg. Para conseguir esto se utilizaron materiales ligeros en prácticamente todos los componentes: alerón trasero de fibra de carbono hueco, capó de carbono, asientos tipo báquet fabricados en una combinación de kevlar y carbono, eliminación casi total de aislantes acústicos, cristal trasero más fino y supresión tanto del cierre centralizado como de la dirección asistida.

Mecánicamente montaba el mismo motor de la variante de serie, un 3.2 V6 de 276 CV de potencia combinado con una caja de cambios manual de seis relaciones, pero la pérdida de peso le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos.

Todo sobre el Honda NSX

Y además