Skip to main content

Noticia

La medida que de verdad puede funcionar contra los conductores reincidentes

Guardia Civil Tráfico

Está en marcha en Galicia y País Vasco, pero debería extenderse a toda España

Los conductores reincidentes han sido y son uno de los mayores peligros de las carreteras. La DGT lo sabe y hace que tiene puesto el foco en ellos, de hecho, no hay presentación de medidas de seguridad vial o de resultados de siniestralidad en los que el director general de Tráfico no haga alusión a una futura intensificación de la vigilancia de este colectivo.

Las motos de la Guardia Civil de Tráfico no cumplen la legislación. Te contamos por qué...

Por conductor reincidente se entiende aquél que comete infracciones graves de tráfico de forma reiterada (normalmente por alcoholemia, excesos altos de velocidad...); también entran en el saco quienes conducen tras haber perdido todo su saldo de puntos.

Tráfico ha anunciado medidas que pasan por obligar a los reincidentes en alcoholemia a ser objeto de seguimiento por su médico de cabecera o la retirada del permiso de conducir (aunque les queden puntos) a aquellos que hayan sido pillados bajo los efectos del alcohol dos veces en menos de dos años.

Pero la medida que de verdad nos parece efectiva contra los conductores reincidentes la han puesto en funcionamiento en A Coruña.

Según publica La Voz de Galicia, la Guardia Civil de Tráfico de A Coruña ha creado una unidad específica de vigilancia de conductores reincidentes

Lo que han hecho ha sido crear un banco de datos con los infractores reincidentes y centrar la vigilancia en las zonas cercanas a sus domicilios y en las carreteras (sobre todo comarcales) por las que suelen circular.

Una mujer sancionada tres veces en un mes

La medida fue adoptada después de comprobar que en el último año un total de 155 conductores multirreincidentes habían sido multados en A Coruña. Uno de los casos más sangrantes es el de una mujer que ha sido denunciada tres veces por la misma infracción en un mes.

El objetivo «es tratar de retirar a estas personas de las vías, ya que suponen un grave problema de seguridad vial para ellas, para los demás conductores y para los peatones», han explicado al diario galledo desde la Guardia Civil. «Nuestra intención es evitar, día a día, los accidentes y las víctimas en las carreteras, dijeron desde el instituto armado.

Los agentes encargados de esta nueva unidad visten de uniforme y realizan los controles en coches camuflados.

Y además