Skip to main content

Noticia

El McLaren 720S, puesto al límite por Richard Hammond

McLaren 720S

Richard Hammond, uno de los estandartes de The Grand Tour, ha puesto al límite el McLaren 720S, una de las últimas bestias nacidas en la factoría de Woking. Los 720 CV de potencia no se han resistido a las manos del presentador, al contrario de lo que sucedió con el Rimac Concept One hace un tiempo.

El mundo de los súper deportivos es uno de los que más competencia tiene. Puede que no se vendan muchas unidades al año de coches como el McLaren 720S, el Porsche 911 GT2 RS o el Lamborghini Huracán Performante, pero todas estas marcas ponen toda la carne en el asador para hacer de su producto el mejor. Y parece que los de Woking lo han conseguido precisamente con el que hemos nombrado. De hecho, hay quien lo considera un súper deportivo con prestaciones de hyper car. Si no, solamente hay que ver las comparaciones con el propio Huracán, o que ha sido capaz de batir en una carrera de aceleración a todo un Tesla Model S. Esto destaca más si cabe cuando alguien de la talla de Richard Hammond destaca todas las bondades del vehículo en el último capítulo de The Grand Tour.

Richard Hammond, que ya parece haber olvidado el fortísimo accidente que sufrió hace unos meses al volante del Rimac Concept One, ha sacado a relucir toda su pericia al volante para analizar el McLaren 720S en el circuito de Eboladrome. De la misma forma que Jeremy Clarkson confesó amor eterno al nuevo Ford GT en el anterior episodio de The Grand Tour, ahora es Hammond el que se muestra entusiasmado con el súper deportivo británico.

Lo primero que le llama la atención a Hammond del McLaren 720S es su diseño. Personalmente no conozco a ningún aficionado a los coches que no aprecie la belleza de este súper deportivo. Sus esculturales y aerodinámicas formas son capaces de prendar a cualquiera. Incluso se puede tildar de elegante al coche, si lo comparamos con rivales más extremos como el Ferrari 488 GTB o el mencionado Huracán. Obviamente, en el presentador también han influido las bestiales prestaciones del V8 de 4 litros y 720 CV que esconde la piel del vehículo, gracias al cual se anuncia una brutal aceleración de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.

No te pierdas: Todo lo que has de saber sobre el McLaren Senna

Otro de los puntos clave del McLaren 720S, y sin duda uno de los más valorados por quienes puede acceder a este tipo de coches, son las sensaciones que ofrece al volante. Éstas se ven potenciadas, por ejemplo, por la presencia de un 'drift control' variable, que es puesto a prueba por Hammond en el episodio de The Grand Tour al que hacemos referencia. Y si todo esto es así, no queremos ni imaginar lo que pueden opinar Clarkson y compañía del McLaren Senna. Pero eso, amigos, será en otro capítulo.

Lecturas recomendadas