Noticia

Los 12 microcoches más caros del siglo XX

Los 12 microcoches más caros del siglo XX

Vicente Cano

08/05/2014 - 15:11

Estos son los 12 microcoches más caros del siglo XX, algunos costaron en su día lo mismo que un par de zapatos de los caros y, si hoy tuvieras uno y lo vendieras, con lo que te dieran podrías comprar una casa.

Hace algo más de un año se liquidó la colección de ‘bubble cars’ de Bruce Weiner, que con varios cientos de unidades era la más completa del mundo. La cosa se fue calentando entre los compradores y, al final, algunas unidades multiplicaron por dos y hasta por tres su valor estimado. Así, según el resultado de la puja puede decirse que los que vienen un poco más abajo son los microcoches más caros del siglo XX. Es conveniente apuntar al siglo pasado cuando se habla del fenómeno automovilístico de los microcoches, o ‘bubble cars’ como se los conocía en los países anglosajones, dado que por el camino hacia el que se dirige el automóvil en la presente centuria, es posible que sea algo que se repita en el futuro como ha estado a punto de pasar con el Tata Nano.

No te pierdas: "Se subasta el Lotus Esprit submarino de James Bond"

Aparte de algunos de estos 'microcars' cuyo diseño es de una inocencia casi pueril, más de uno de los microcoches más valiosos podría entrar sin llamar la atención en el stand de una marca dentro de un gran salón del automóvil como su última y radical propuesta para solucionar la movilidad urbana del futuro. Desde luego, el de la movilidad fue un problema que solucionaron a millones de personas, especialmente, en la Europa de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, pero no solo eso, ya que también esquivaron hábilmente el problema de la carestía de recursos energéticos y de materias primas. Eso sí, lo hicieron a base de carrocerías de fibra de vidrio que hoy no pasarían ningún ‘crash test’.

Los microcoches más caros del siglo XX

Como te decía arriba, durante la subasta llevada a cabo por la casa RM Auctions, se vendieron el 100% de los lotes, alguno de ellos como el Peel P50 que puedes ver abajo, llegaron a multiplicar por tres en su precio de salida las estimaciones de los subasteros.

Messerchmitt F.M.R Tg 500 'Tiger'. Por este microcoche de 1958 se llegaron a pagar 322.000 dólares, 230.976 euros con los que te podrías comprar un Porsche 911 Turbo Cabrio.

Ni que decir tiene que el Reyonnah de 1951 no era precisamente el microcar más bonito del mundo, pero sí fue el segundo más caro, ya que alguien pagó por esto 131.000 euros. El precio que te piden, por ejemplo, por un Audi RS6.

Se ve que los famosos caramelos tienen sus público, por este Goggomobil TL-400 "PEZ" se pagó un precio similar al del BMW 750 Li: 123.000 euros.

Si tuvieras en tu garaje un Inter 175A Berline, conducirías un coche tan valioso como un Mercedes S500 L: 115.000 euros.

Está claro que hay mercado para las furgonetas de reparto de Goggomobil customizadas. Este Goggomobil TL-400 Transporter Pickup Coca-Cola se vendió por lo mismo que un Mercedes Clase S 350 Bluematic, 98.0000 euros.

Otro más, el Goggomobil TL-250 Transporter "Dubble Bubble" se liquidó por unos 94.000 euros con los que podrías pasearte con un Tesla Model S.

El Fuji Cabin al menos sí es un microcoche bonito. A lo mejor por eso es tan valioso como un Audi RS5 Coupe: 90.000 euros.

El Peel P50 es el coche más pequeño de la historia, se podía levantar de un eje con un solo brazo. No así si con los 86.000 euros que se pagó por él, te compraras un Cadillac Escalade.

La marca más reconocible de microcoches es Messerschmitt, este KR 200 'Vic Hide' vale casi lo mismo que un Jaguar F-Type Convertible, 82.000 euros.

El Messerschmitt KR 201 Roadster vale 74.000 euros, con los podrías conducir un Infiniti QX50 GT.

El Peel Trident era un poco más bonito y espacial que el P50, pero eso no le vale para ser más valioso. Eso sí, cuesta sus 75.000 euros, lo mismo que un Jaguar XF Berlina 3.0 D.

El Jurisch Motoplan Prototype vale un poco más que un Audi A6 allroad 3.0 BiTDI, también 75.000 euros.

Fotos: Darin Schnabel, cortesía de RM Auctions.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches