Skip to main content

Noticia

Líneas verdes para reducir la velocidad y los accidentes

lineas verdes velocidad accidentes

En octubre de 2016 se implantaron las primeras líneas verdes para reducir la velocidad y los accidentes en carretera en España, concretamente en Castilla y León.

No te pierdas: Cinco coches que Pegasus, el helicóptero de la DGT, no puede seguir

Siguiendo el ejemplo del éxito que están teniendo las líneas verdes para reducir la velocidad y los accidentes en las carreteras de Holanda y Suecia, la Junta de Castilla y León y la Dirección General de Tráfico aplicaron en octubre de 2016 esta medida en dos carreteras de la comunidad autónoma, la CL-615 y la CL-613. Esta medida tiene como objetivo mejorar la seguridad en las carreteras Autonómicas.

Vídeo: falsos mitos sobre los radares en carretera:

Aunque en España esta experiencia comenzó como un proyecto piloto, ya ha se ha aplicado con éxito tanto en Suecia como en Holanda, donde se ha demostrado que las marcas de colores generan en los conductores la sensación de estrechamiento del carril para inducirles a moderar la velocidad. Se pretende que el usuario de la vía identifique y vaya asociando estas indicaciones a tramos de carreteras de velocidad controlada, con el fin de que en un futuro no sea necesaria la instalación de sistemas de control de velocidad, obteniendo una carretera autoexplicativa.

Nuevas señales verticales y más radares de tramo

Por su parte, la DGT instaló, además de las mencionadas líneas verdes en el pavimento, una serie de señales verticales que recordaban a los conductores que se encuentran en una vía con velocidad especialmente controlada, así como varios radares de tramo que empezaron a funcionar este mismo año, se multiplicó la presencia de controles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el helicóptero Pegasus.

A lo largo de este año 2017 se ha ido analizando periódicamente, por parte de la Junta de Castilla y León y de la Dirección General de Tráfico, la siniestralidad de estas dos carreteras situadas en la provincia de Palencia a fin de evaluar la eficiencia de este nuevo programa de seguridad vial y averiguar con ello la viabilidad para implantarlo en otras carreteras Autonómicas a nivel nacional.

Líneas verdes en 150 kilómetros de carretera

Las líneas verdes han sido pintadas en dos carreteras Autonómicas de la provincia de Palencia. Por una parte, la CL-615, una carretera convencional que comunica Guardo con la capital y que tiene una longitud de 92 kilómetros. Se trata de una carretera con largas rectas y curvas amplias con buena visibilidad que supone a los conductores ganar en confianza y, por consiguiente, aumentar la velocidad. Desde 2011 se han registrado 14 fallecidos y 172 heridos, con un índice de peligrosidad de 12,37, mientras que el índice de mortalidad es de 0,95.

Mientras tanto, la CL-613 une la capital de Palencia con Sahagún a lo largo de 58 kilómetros. Desde 2011 han fallecido dos personas y 85 personas han resultado heridas en diversos accidentes registrados en esta carretera, lo que supone un índice de peligrosidad de 30,13 y uno de mortalidad de 0. Ambas carreteras no presentan tramos de concentración de accidentes, tienen un ancho de vía que oscila entre tres y tres metros y medio y una intensidad media de vehículos de 3.137 y 2.035 vehículos, respectivamente.

Fuente: Revista DGT | Foto: Google Maps

Lecturas recomendadas