Noticia

Las siete multas de tráfico más frecuentes

Vicente Cano

27/04/2016 - 10:30

En este ranking de las siete multas de tráfico más frecuentes vas a encontrarte con sorpresas, pero sí, como te figurabas, sobrepasar el límite de velocidad es la sanción que más se impone a los conductores españoles, dentro y fuera de ciudad.

Vengan tanto de la DGT como de cualquier otra administración, un repaso a las siete multas de tráfico más frecuentes dan una idea de qué cosas han cambiado en los usos de los conductores españoles y qué otros todavía están bien arraigados, aunque quizá en este caso habría que hablar de manías o transgresiones. Los datos han sido extraídos de un estudio publicado por la Fundación Línea Directa a finales de 2015, aunque esta misma semana, la misma fundación nos ha revelado el nombre de las ciudades españolas que más multas ponen y cuáles son las que más molestan a los conductores.

No te pierdas: "Cuánto deben los españoles en multas de tráfico"

Si entras en el centro estadístico de la DGT, puedes repasar una tabla sobre denuncias que no incluye en ningún caso las multas de tráfico más habituales. Lo que sí puede verse claramente, al menos respecto a Tráfico, es que hasta 2014 –último año registrado- y desde el primer año de la crisis, 2007, el volumen de las denuncias ha permanecido más o menos estable en torno a los cuatro millones anuales. En todo caso, como se indicaba en el estudio más reciente de Fundación Línea Directa, los ayuntamientos multan hasta cinco veces más que la propia DGT.



Así, para obtener el ranking de las multas más frecuentes es mejor fijarse en una fuente, como la propia fundación, que incluya datos de todas las administraciones. Especialmente, si se tiene en cuenta que Tráfico cursa relativamente pocas sanciones relacionadas con el estacionamiento, mientras que –como todos sabemos- hay ayuntamientos que ponen especialmente el foco en este asunto.

Las multas de tráfico más habituales

1. Exceso de velocidad

Antes de empezar a despotricar contra los de controles de velocidad y, este mismo año, sobre la proliferación de radares de tramo, conviene recordar que la velocidad está detrás de gran cantidad de accidentes de tráfico y, sobre todo, es un factor que empeora las consecuencias de sufrir uno. Claramente es la sanción de tráfico más habitual: superar la velocidad permitida en 20 km/h conlleva la pérdida de dos puntos, de tres si te pasas en más de 30 km/h. Si tu exceso de velocidad es de un 50% por encima de la permitida, la sanción es muy grave y perderás 6 puntos del carné.

2. Estacionamiento indebido

Aquí hay que distinguir de si se trata de aparcar en una zona de estacionamiento regulado, en cuyo caso la sanción es leve, se trata de una multa tan habitual que en 2012 afectó a 1,3 millones de conductores. Otra cosa es si el estacionamiento indebido se ha hecho obstruyendo el tráfico o en zona de riesgo para peatones, como un paso de cebra, en un túnel o en una intersección, ahí la sanción pasa a ser grave y conlleva la pérdida de dos puntos del carné.



3. Incumplimiento del deber de identificar al infractor

A esto era a lo que me refería cuando hablaba arriba de transgresiones ‘idiosincráticas’ propias de la cultura española y, en este caso, además esuna de las sanciones más habituales. Al inicio del carné por puntos, proliferaron quienes vendían parte de sus puntos de su carné por internet y hoy todavía quedan muchos que hacen uso del coche de su mujer, su madre o su abuelo y, si les pilla un radar, no se identifican. Si después te pillan, la sanción es muy grave. Lo doloroso es que esta picaresca la ponen en práctica muchos ayuntamientos, pero al revés, ya que exigen que se identifique al conductor cuando el coche está mal estacionado y, si no lo haces, la multa pasa de ser leve a muy grave y, por supuesto, resulta mucho más jugosa de recaudar a las arcas públicas.

4. No respectar las señales verticales o los semáforos

Pues sí, saltarse un stop o un semáforo en ámbar conlleva una sanción de 200 euros,  pero las multas más frecuentes de no respetar un stop o un semáforo en rojo, siendo de la misma cuantía, además, se consideran muy graves y conllevan la pérdida de cuatro puntos del carné. Más allá de eso, no hay un escenario en el que un comportamiento como este no te esté poniendo en un grave riesgo a ti y al resto de conductores.

5. Conducir mientras se habla con el móvil

La estabas esperando, ¿verdad? Pues a mí lo que me sorprende es que, existiendo el bluetooth esta sanción ocupe todavía el quinto puesto del ranking de multas más habituales en España. Se trata de una infracción grave y acarrea la pérdida de tres puntos del carné una multa de 200 euros. Nada que objetar, bien puesta a quien se la pongan.

6. No haber pasado la ITV

Son menos del 2% del total de las infracciones de tráfico más frecuentes, pero en mi opinión que sea grave en el caso de conducir un coche con la ITV caducada o negativa (200 euros) es más o menos adecuado, lo que no entenderé nunca es el que conducir un coche que no ha pasado la ITV sea una sanción muy grave (500 euros), pero no conlleve una sanción administrativa mucho más seria.



7. No llevar el cinturón de seguridad

Sí, año 2016 y todavía muchos siguen sin usar el cinturón de seguridad. Por suerte son cada vez menos, te recuerdo que, si eres mayor de edad, el responsable de que no lo lleves abrochado siempre serás tú y no el conductor. La multa económica es de 200 euros y tres puntos del carne; en un accidente cuando un pasajero no usa ningún sistema de retención, tiene 200 veces más posibilidades de morir. Además, como puedes ver en el vídeo de arriba, el radar de Pegasus ya es capaz de pillarte sin el cinturón, aunque espero que esto no sea lo que te acabe convenciendo.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Vicente Cano

Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Buscador de coches