Skip to main content

Noticia

Intenta estafar al seguro y le pillan por culpa de Youtube

Intenta estafar al seguro y le pillan por culpa de Youtube
Noelia López

Mala suerte y pocas luces las de este tipo que intentó estafar al seguro pero fue descubierto por culpa de Youtube. La historia se resume así: llevó su Corvette a un circuito para ponerlo a prueba contra una motocicleta, lo destrozó contra un muro y dijo que había sido en la vía pública para que la compañía aseguradora asumiera los gastos de reparación. Al principió coló, pero alguien colgó el vídeo en Youtube y toda su explicación se vino abajo...

La historia de este tipo que intentó estafar al seguro y ha sido descubierto por culpa de Youtube tiene su puntito cómico.

El susodicho se llama Robert Atlas y es un joven norteamericano que conduce un Chevrolet Corvette

No sabemos si este es su único coche, ya que se declara enamorado de los vehículos de alta gama y las carreras cuarto de milla (las de aceleración, para que nos entendamos).

No te pierdas: Así intentan engañar los españoles al seguro

Robert llevó su flamante Corvette al circuito de Wild Horse Pass Motorsport Park. Había quedado allí para medir el poder de su deportivo contra el de una motocicleta.

La prueba sonaba bien (de hecho podría haber dado lugar a una de las drag race que tanto nos gustan en Autobild.es) pero no terminó ni mucho menos como esperaba. Mira, mira...

A mitad del recorrido, Atlas perdió el control de su Chevrolet y lo estampó contra uno de los muros laterales.

A grandes males, grandes remedios debió pensar y llamó a la grúa para que sacara el coche del circuito y lo dejará en la calle. Después se puso en contacto con su compañía de seguros y alegó que el accidente había tenido lugar en la vía pública para que así se hicieran cargo de los gastos (participar en una carrera es uno de los supuestos en los que no te cubre el seguro).

En un primer momentó coló. Pero después, los investigadores del seguro que todo lo saben y todo lo miran encontraron en Youtube el vídeo que desvelaba la verdad sobre el accidente.

Ahora Robert tendrá que asumir los 60.000 euros que cuesta arreglar su coche y otros 1.400 para cubrir las costas del juicio. También estará dos años en libertad vigilada.

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas