Skip to main content

Noticia

Inkas convierte el Mercedes G63 AMG en una limusina a prueba de balas

Mercedes G63 AMG

El especialista en blidajes Inkas se ha puesto manos a la obra con el Mercedes G63 AMG para convertirlo en una auténtica limusina a prueba de bombas donde el lujo es una constante en su habitáculo.

Existen coches en los que tranquilamente podríamos vivir, y desde luego que el Mercedes AMG 63 del que hoy os vamos a hablar es uno de ellos. Se trata de una transformación realizada por el especialista en blindajes Inkas, que ha convertido al mastodonte alemán en una limusina en donde además de imperar el lujo, estaremos más protegidos que en el vientre de nuestra madre. Observa el siguiente vídeo y ahora te contamos.

Impresionante, ¿verdad? El primer dato que debes tener en cuenta es que el cuerpo de este todoterreno de altos vuelos cuenta ahora con el blindaje CEN 1063 BR7, que en cristiano significa que estaremos a salvo de disparos a quemarropa incluso de un rifle de 7,62 mm. Además, el espacio interior del vehículo ha aumentado considerablemente gracias a la labor de Inkas, cuya obra anuncia una longitud de 6,2 metros, una anchura de 2,1 y una altura de 1,9. Desde luego, está hecho para trasladar a personajes importantes, porque la fila trasera de asientos es única, de tal manera que los dos ocupantes tendrán comodidades por doquier.

No te pierdas: Un camión blindado vuelca y llena la carretera de dinero

Además de por el impresionante espacio disponible, el interior de este Mercedes G63 AMG tan especial destaca por una tapicería que, en más del 50% de la misma, luce un Alcantara 'ultra premium', que se mezcla con el cuero usado para el resto. Además, todo está tratado con novedosas técnicas para que la duración de los materiales sea la mayor posible.

No todo acaba aquí, ya que los ocupantes de esta bestia blindada podrán disfrutar de una televisión con 4K que lleva Apple TV integrada, de tal forma que podremos también hacer uso de los controles por voz de la marca de Cupertino. Sí, el famoso Siri. También tendremos un mueble bar con el que tener nuestras bebidas a la temperatura perfecta, además de unos asientos que pueden reclinarse totalmente, sin olvidar que además disponen de función masaje. Para rizar el rizo, el techo solar adapta la luz del interior para reducir la fatiga de los ocupantes.

Otras tecnologías que nos encontramos en este Mercedes G63 AMG tienen que ver con el perímetro de supervivencia que se quiere generar alrededor del coche, el cual se logra con infrarrojos y cámaras térmicas que graban todo lo que sucede en tiempo real y salvan la filmación en una nube segura. ¿El problema? Que todo esto cuesta 1,2 millones de dólares -poco más de 1 millón de euros-.

Lecturas recomendadas