Skip to main content

Noticia

Motor

Impuesto de matriculación 2022: cuánto sube, cuándo empieza, cómo pagarlo...

matriculaciones caen noviembre

El impuesto de matriculación es una de las tasas que elevan el precio de venta de un vehículo. Muchos conductores no son conscientes de que asumen el coste de este impuesto porque, como norma general, se engloba en la factura a abonar al concesionario (tanto si se financia como si se paga en mano). 

En los últimos meses el impuesto de matriculación ha dado mucho que hablar. Congelada desde hace años, en enero de 2020 la tasa experimentaba una importante subida como consecuencia de la plena aplicación del nuevo protocolo de emisiones WLTP.

Fabricantes y distribuidores se alzaron en contra de este incremento y solicitaron al Gobierno que no se hiciera efectiva ya que coincidía con uno de los peores baches de ventas, consecuencia de la paralización de producción y venta y la crisis económica provocada por la pandemia.

Impuesto matriculación

El año arrancó con el nuevo impuesto de matriculación en vigor y una subida del precio de los vehículos. También con un descenso imparable de las matriculaciones que hizo que el Ejecutivo terminara por aceptar la petición y congelara en los meses restantes de 2021 la subida de la tasa de matriculación.

Pero esta moratoria llega a su fin y el 1 de enero de 2022, el impuesto de matriculación subirá de nuevo.

Cuál es el objetivo del impuesto de matriculación

El precio final de un vehículo se establece en función del valor que le pone el fabricante y los impuestos que lo gravan y que pueden ser diferentes en cada país e, incluso, comunidad autónoma.

En España, al precio franco fábrica hay que añadir el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que suma un 21% (en Canarias se aplica el IGIC, que es más reducido) y el impuesto de matriculación.

Este último busca penalizar a los modelos más contaminantes (o premiar a los menos) y se establece en base a las emisiones que homologa cada modelo.

Los tramos del impuesto de matriculación

Como decimos, el impuesto de matriculación es un impuesto nacional que se establece en función de las emisiones contaminantes que homologa el vehículo.

Para saber cuánto paga cada coche hay unas tablas que fijan el porcentaje del precio franco fábrica a añadir según la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que emita.

En esta tabla aparecen los tramos del impuesto del matriculación que se aplican hasta el 31 de diciembre de 2021:

Emisiones WLTPImpuesto de matriculación
Hasta 144 g/km de CO20%
Entre 145 y 191 g/km de CO24,75%
Entre 192 y 239 g/km de CO29,75%
Por encima de 240 g/km de CO214,75%

Y en esta otra, los tramos del impuesto de matriculación que se aplicarán a partir del 1 de enero de 2022:

Emisiones WLTPImpuesto de matriculación
Hasta 120 g/km de CO20%
Entre 121 y 159 g/km de CO24,75%
Entre 160 y 199 g/km de CO29,75%
Por encima de 200 g/km de CO214,75%

WLTP y NEDC y el impuesto de matriculación

Si el WLTP y el NEDC son dos protocolos de cálculo de emisiones europeos y el impuesto de matriculación es una tasa que impone el gobierno español, ¿cuál es el nexo que los unes?

Fácil: los tramos del impuesto de matriculación se calculan en base a los resultados que los modelos homologan tras pasar por las pruebas de los protocolos WLTP y NEDC.

Siguiente pregunta: ¿cuál es la diferencia entre el protocolo WLTP y el NEDC?

WLTP vs NEDC

Tanto el WLTP como el NEDC son pruebas diseñadas para evaluar el impacto medioambiental de los automóviles, mantener informados a los consumidores y homologar cifras de consumo y emisiones de CO2. 

El NEDC es el protocolo más antiguo. Fue sustituido de forma gradual por el WLTP desde el 1 de septiembre de 2018 y entró totalmente en vigor en enero de 2021. El WLTP es más estricto para asegurar que sus resultados se ajustan más a la realidad. Esto ha hecho que muchos modelos hayan visto aumentar sus emisiones oficiales y, con ello, lo que pagan de matriculación.

Diésel y el impuesto de matriculación

A pesar de que los últimos protocolos y medidas anticontaminación parecen haber declarado la guerra al diésel, lo cierto es que el impuesto de matriculación beneficia más a los diésel que a los gasolina. Y es que debido al propio proceso de combustión, un gasolina emite más CO2 que un diésel, en torno a un 14 % frente a un 12 %.

Cómo calcular el impuesto de matriculación de un coche

Hora de sacar la calculadora...

Como ya hemos explicado el impuesto de matriculación se calcula en base a las emisiones contaminantes que homologa el modelo y su precio antes de impuestos. 

Pongamos como ejemplo un coche con un precio base fijado por el fabricante en 22.000 euros y con unas emisiones homologadas por el protocolo WLTP de 150 g/km. De acuerdo con la tabla de tramos le corresponde sumar un 4,75%, es decir, un 1.045 euros. 

Y además