Skip to main content

Noticia

Hablamos con Clarkson, Hammond y May sobre 'The Grand Tour' temporada 2019

Hammond, May, Clarkson, The Grand Tour, 2019
Somos el único medio español en asistir a la 'premier' en Londres de 'The Grand Tour' y te contamos desde allí nuestro encuentro con sus tres protagonistas.

Llevan más de 15 años haciendo el gamberro  juntos en televisión, con los coches como excusa. Por eso, tienen una enorme legión de seguidores entre los que no solo hay fanáticos de las cuatro ruedas. Y por eso, también, la plataforma Amazon Prime Video ha confirmado oficialmente que emitirá desde el 18 de enero la temporada 3 de sus locuras. AUTOBILD.ES ha sido el único medio español en asistir a la premier, en el centro de Londres y en charlar allí con sus presentadores estrella. Hablamos con Clarkson, Hammond y May sobre la temporada 2019 de 'The Grand Tour'.

¿Por qué (casi) no hay motos en 'The Grand Tour'? Richard Hammond nos lo cuenta. 

Tras tanto tiempo de éxito, fama y muy buen sueldo, ¿qué anima a seguir en pantalla? "Bueno, soy joven y necesito dinero", bromea Jeremy Clarkson mientras juguetea con un vaso desechable y yo pido que tenga agua y no café para no seguir sufriendo por sus vaqueros (ya tan clásicos como él hablando de coches en la tele desde 1988).

A sus 58 abriles, sigue soñando con un Lancia Stratos de 700.000 euros y haciendo del hermano mayor que casi es de May (55) y Hammond (49).

AUTO BILD España: ¿Dónde está vuestro éxito, en el formato del programa (coches espectaculares, circuito propio, famosos, humor...) o en el 'buen rollo' que hay entre vosotros? ¿Qué parte hay de trabajo y de negocio y qué parte de disfrute en todo esto? 

Richard Hammond: Cuando acabamos la etapa anterior [en 'Top Gear', de la BBC, en 2015], pensamos en seguir divirtiéndonos con el mejor show que pudiéramos hacer, sin preocuparnos de audiencias. Eso depende de si logras un buen producto. Aquí hay ideas frescas, secciones nuevas y un equipo detrás con muchísimas personas. ¡Nosotros solo somos tres gilipuertas delante de una cámara! [...]. Cada programa supone 15 días de grabación. Es más exigente y divertido, sobre todo, para disfrutarlo en familia.

ABE: Mi hijo de cinco años es muy fan, pero al ver tu grave accidente de 2017 en aquel Rimac eléctrico, preguntó si esto era 'Ciencia para aficionados' (en inglés, Science of Stupid’ [espacio que Hammond presentó un tiempo]). ¿Qué le digo?

Todo sobre el accidente de Richard Hammond

RH: [Carcajada] ¡Dile que aquello tuvo más de estupidez que de ciencia! La verdad es que sigue siendo un programa muy familiar y estamos muy satisfechos con gustar a ese tipo de público. De hecho, explicar las cosas para que las entiendan todos también es mi trabajo, porque yo soy un padre de familia.  

Hammond, May, Clarkson, The Grand Tour, 2019

La tercera temporada de 'TGT' promete aventuras nuevas por el mundo con las disparatadas situaciones de siempre.

 

[...] Llevo treinta años en radio y televisión. Antes te decía Jeremy “ahora ponte ahí, coge el coche y habla”, pero ahora cada programa que hacemos lleva detrás 15 días de rodaje en cualquier parte del mundo, es más exigente, y mayor el nivel que la gente espera ver. Y más gratificante. La gente valora nuestro trabajo y eso es siempre de agradecer hagas lo que hagas en tu vida.  

ABE: ¿Uno de los mejores viajes del programa? 

Richard Hammond: Mongolia: zonas estupendas, paisajes increíbles… También está bien ver cómo los países cambian. China está viviendo ahora mismo una nueva era, Nueva Zelanda es como Inglaterra, pero hacer 60 años… 

ABE: Hablemos de videojuegos, el 'The Grand Tour Game', para PS4 y XBox, que acabo de probar. 

James May: Es mucho más que una triste colección de coches en los que mover el volante y ya. A los 15 minutos te das cuenta de que es bueno y a la madrugada siguiente dices: "¡jod*r, si ya estoy en el nivel cinco!". Es genial participar en situaciones del programa y hacer que eres nosotros.

Llega el videojuego de 'The Grand Tour'

ABE: ¿Cuánto habéis intervenido en sus desarrollo? 

JM: Un poco. Evidentemente, eso tienen que hacerlo los expertos en software, pero creíamos que sí había que tener claro es cómo debes transmitir la conducción y la diversión al entorno digital para que el juego sea más ordenado, y en cuanto lo pruebes decir: ¡Aaargh, lo necesito!

ABE: Reconozco que, según jugaba, me he descubierto a mí mismo riendo casi tanto como al ver el programa, como en el caso del Lada antiguo de Bomberos… 

JM: Sí, en cada fragmento puedes participar en una parte, a mí me encanta también el sonido de los coches… Pero es como una nueva experiencia, puedes ‘sustituirnos’, ahora todo el mundo puede ser nosotros… [ríe].

ABE: Habéis innovado en muchas cosas y tú eres un melómano, James. ¿Se puede innovar también en la música que acompaña un programa como The Grand Tour?

JM: Desde luego, ahora las posibilidades son tremendas, la gente joven está acostumbrada a consumir todo a una gran velocidad e inmediatez -cuando yo tenía veintitantos años, la música era algo caro y tenías que ir a buscarlo. Y era impensable que años después tengas toda la del mundo en tu bolsillo -o en tu coche-… 

ABE: Aunque en algunos de los coches que probáis, el motor sea la mejor melodía… 

JM: Sí, jeje. Pero sinceramente, en pantalla todo eso de la música está más limitado por las restricciones de derechos, que son muy caros, que por la tecnología.

ABE: ¿Un coche real para 'jugar'?

RH: El Lotus 25 de Jim Clark [dice que no se considera un experto, pero le encanta el coche y recuerda como una de las experiencia increíble sus viajes en el asiento del copiloto de un Lotus Spitfire biplaza “que no rompió”].

JM: El Porsche 917 de Le Mans de los 70. Es algo brutal, con un sonido tremendo… Pero luego es increíblemente pequeño por dentro y por fuera, muy bajito… 

Hammond, May, Clarkson, The Grand Tour, 2019

Hammond, May y Clarkson llevan juntos en televisión desde 2003 y han charlado con nosotros de coches, motos, electrificación, música... ¡y hasta de videojuegos!

 

ABE: Y así correr de verdad sin pensar en el ahorro de energía, ¿no? JM: Sí. Son básicos, con estructura de aluminio y fibra de vidrio muy delgadita, en los que si tienes un accidente, sabes que es el final de tu vida.

ABE: ¿Percibo miedo, 'Capitán Slow'? ¿Por eso te llaman así?

JM: Es un mote, ¡pero yo conduzco rápido! En realidad, más que el peligro de este trabajo, lo que me asusta es romper algo de un coche caro.

ABE: A mí lo que me da miedo es preguntar a Jeremy Clarkson por híbridos y eléctricos. ¿Llegarán a ser realmente divertidos? Con tanto automatismo, ¿nos gustará hablar de coches  en el futuro?

RH: Ya hemos tenido eléctricos en el programa y se vio que no había motivos para burlarse. Si los fabricantes hacen coches que gusten, habrá clientela.

JM: Es un momento interesante… para interesarse por los coches,  pues todo cambia más rápido que cuando yo empecé en revistas de motor, en los 90, y hablábamos de catalizadores y gasolina sin plomo. ¿Autónomos? Les queda mucho. Pero imagino camiones autoconducidos en diez o 15 años mientras los forofos de la conducción disfrutan de un viaje de Londres a Óxford al volante de sus propios coches, aunque sean caros. Si acaban siendo un hobby, no una necesidad -la gente gasta mucho dinero en sus aficiones-, pues estupendo.

Y además