Skip to main content

Noticia

F1

Guerras entre compañeros: ¿una constante en la F1 2014?

Guerras entre compañeros: ¿una constante en la F1 2014?

Las guerras entre compañeros de equipo podrían ser una de las constantes en la temporada de F1 2014. Veamos cómo están esos duelos dentro de cada box.

Si le preguntas a cualquier piloto del mundo del motor, te afirmará de
forma tajante que su primer rival es su propio compañero de
equipo
. Esto no se dice por capricho, sino porque se da
por hecho que tu vecino de box es el único que cuenta con tu mismo
material y, por lo tanto, con tus mismas armas para intentar se más
rápido que tú.

En el pasado GP de Baréin, los aficionados
disfrutaron con varias luchas en pista entre compañeros de
un mismo equipo
. El mayor protagonismo lo
tuvieron Hamilton y
Rosberg
en una entretenida batalla por la victoria. Por detrás,
se pudo ver por algunos momentos varios cuerpo a cuerpo que también
deleitaron al público con esta especie de guerras internas:

Sergio Pérez y Nico
Hülkenberg
 (Force India) batallaron por intentar
llegar a podio, que al final fue para el mexicano en la primera
carrera en la que pudo superar a su nuevo compañero de
equipo. 

Daniel Ricciardo volvió a demostrar que no ha
llegado a Red Bull para ser un mero escudero de
Vettel y se impuso claramente al alemán en la
pista. 

Felipe Massa y Valtteri Bottas
vivieron un nuevo episodio de su batalla en
Williams después de la polémica de Malasia, en la
que el equipo ordenó al brasileño dejar pasar al finlandés y Massa
no cedió su posición. 

Aunque sin guerra interna, porque ninguno de los dos era lo
suficientemente rápido para arriesgar, Fernando Alonso y
Kimi Räikkönen
también cruzaron la meta juntos.  

La fiabilidad truncó algunos otros duelos que también se
presentan interesantes de cara a esta temporada como el de McLaren
(Button-Magnussen) o Toro Rosso (Vergne-Kvyat). Mientras que los
problemas con el rendimiento del Lotus E22 por ahora nos han
privado de ver la batalla entre Grosjean y Maldonado que seguro que
se acabará dando.  

Entre los motivos de estos emparejamientos está la juventud de
los monoplazas, que hace que las prestaciones se igualen entre los
pilotos de la misma escudería y se distancien del resto de equipos.
Lo lógico sería que, a medida que avancen las evoluciones técnicas,
los mejores pilotos de cada escudería marquen la diferencia y la
parrilla se vaya 'entremezclando' aunque, por ahora, esto es solo
una especulación y una verdadera incógnita.

Lecturas recomendadas