Skip to main content

Noticia

F1

Mercedes puede hacer historia con Hamilton y Rosberg

Mercedes puede hacer historia con Hamilton y Rosberg

La temporada 2014 se prevee una posible dictadura de Mercedes con Hamilton y Rosberg. ¿Nos aburriremos si domina el equipo alemán? La Historia dice que no tiene por qué ser así...

La temporada 2014 de Fórmula 1 ha comenzado bajo un
dominio absoluto de Mercedes, con
Hamilton y Rosberg, que han
conseguido las tres poles y las tres victorias disputadas. Es
decir, el nuevo Mercedes W05
es el monoplaza más rápido de la parrilla en todas las condiciones.
Sin embargo, la afición disfrutó con el duelo entre los dos pilotos
de las Flechas de Plata que se vio en el pasado GP de Baréin. Mientras vemos si el equipo alemán
consigue mantener su ventaja y seguir con la racha, veamos cómo
algunas de las temporadas más apasionantes de la Fórmula
1
han sido dominadas por los monoplazas de un mismo equipo
y, no por eso, han sido aburridas. Estos son algunos ejemplos:

1984: McLaren, Lauda y Prost se lo jugaron por medio punto

En la temporada 1984, el McLaren
TAG
con motor Porsche y su avanzado
chasis de fibra de carbono (la escudería británica fue la primera
en utilizar esta estructura en la parrilla de Fórmula 1) consiguió
la victoria en 12 de las 16 carreras disputadas. Siete triunfos
fueron para Prost y otros cinco para Niki Lauda,
que se retiró de la Fórmula 1 justo después de esa temporada.
Ferrari ganó una sola carrera, Brabham dos y Williams otra y la
ventaja de McLaren en la clasificación de pilotos con respecto al
segundo equipo (Ferrari) fue de 143,5 puntos por 57,5 de los
italianos. En la clasificación de pilotos, Lauda fue campeón con 72
puntos y Prost con 71,5 lo que dio como resultado el título más
disputado de la historia de la F1. 

El decimal se debió a que el GP de Mónaco de aquel año fue
suspendido por las malas condiciones climatológicas y se otorgaron
la mitad de puntos. Precisamente, Alain Prost fue
el ganador de aquella carrera y perdió su primer título por solo
medio punto con su veterano compañero de equipo. 

1988: McLaren, Senna y Prost, emoción hasta el final 

No es por casualidad que el McLaren-Honda MP4-4
que compitió en la temporada de 1988 esté
considerado uno de los mejores monoplazas de la historia. Con él,
Ayrton Senna ganó ocho Grandes Premios y Prost
siete, y solo el Ferrari de Gerhard Berger pudo robarles una
victoria que casi tenían en la mano en el GP de Italia. El equipo
británico sumó 199 puntos en la clasificación de constructores por
los 65 de Ferrari y consiguieron 15 de las 16 poles de la
temporada. No obstante, el campeón fue Ayrton Senna por tres puntos
de diferencia sobre Alain Prost (90-87) ya que los
pilotos debían restarse los tres peores resultados de la temporada
para la clasificación. Así acabó el primer capítulo de una
rivalidad que pasó a la historia de la Fórmula 1 para
siempre. 

2010: Red Bull, Vettel y Webber con Alonso por medio

En 2010, Red Bull consiguió el primero de sus cuatro dobletes
consecutivos y lo hicieron ganando 9 de los 19 Grandes Premios de
aquella temporada (5 para Vettel y 4 de
Webber). Los dos pilotos llegaron a la última
carrera con opciones matemáticas de ser campeones del Mundo.
También Alonso, con otras cinco victorias, líder al inicio de aquel
inolvidable GP de Abu Dabi. La estrategia del equipo austríaco y la
impotencia de Fernando Alonso para remontar desde
la mitad del pelotón después de una parada en boxes, permitió el
título de Vettel aunque Webber estaba mejor clasificado antes del
inicio de la carrera. 

Por lo tanto, y a esperas de lo que ocurra a lo largo de este
2014 que no ha hecho más que comenzar. El dominio de Mercedes, si
es que consiguen constatarlo, puede que ofrezca un gran espectáculo
para los aficionados y que acabe dejándonos otro de los grandes
duelos entre compañeros de la historia de la Fórmula 1. 

Lecturas recomendadas