Skip to main content

Noticia

F1

¿GP de España de F1 en Cataluña? Sí, pero "no a cualquier precio"

Pit lane Montmeló

¿Seguirá habiendo F1 en Montmeló a partir de 2019?

El Gobierno de la Generalitat apuesta por renovar el contrato para que el GP de España de Fórmula 1 siga disputándose en Cataluña... pero "no a cualquier precio", según advierte la consellera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, en una entrevista con EFE.

Cataluña tiene garantizada la organización de la F1 hasta el próximo año, cuando vence el actual contrato, pero la dilación en la formación del nuevo Govern ha impedido que se empezara a negociar antes la permanencia del Gran Premio de automovilismo en el Circuit de Barcelona-Cataluña (en la localidad barcelonesa de Montmeló).

La F1 no es prioritaria para Colau

Chacón, que hace dos meses que asumió la cartera de Empresa, ha empezado ya a trabajar con su equipo en esta renovación, que ha de ir vinculada, ha dicho, al nuevo plan de viabilidad del Circuit, que cerró el pasado año con unas pérdidas de 7,4 millones de euros, debido, principalmente, a la celebración de la F1, evento que tiene un gran coste, pero que contribuye a promocionar la marca Barcelona y Cataluña en todo el mundo.

Servià: "La marca Barcelona vende más que la marca España"

La consellera asegura que la renovación del contrato de la Fórmula 1 "se tiene que afrontar de una manera muy abierta", teniendo en cuenta cuál será el nuevo plan estratégico del Circuit, que ha de definir no sólo el presupuesto anual de esta instalación, sino también qué puede ofrecer durante todo el año, más allá de los grandes premios de automovilismo y motociclismo.

"Tenemos que ampliar el zoom y ver qué queremos que sea el Circuit durante todo el año", apunta Chacón, que apuesta por extender su actividad a otros ámbitos, como el ocio o la formación, y a estrechar su vínculo con la industria del automóvil, muy significativa en Cataluña, donde tienen fábrica marcas como Seat o Nissan y existe una importante industria auxiliar.

"El Govern apuesta por alargar el contrato (de la F1), pero no a cualquier precio, evidentemente", subraya Àngels Chacón, que añade: "La F1 no puede ser un cheque en blanco".

El gobierno catalán quiere además que el impacto económico anual de más de 340 millones de euros que tiene el Circuit llegue a más sectores y no descarta la posibilidad de que entidades privadas entren en el capital del circuito.

"En este período de dos meses no hemos mirado cuánto dinero podemos inyectar como Generalitat año tras año, sino qué modelo con cierta sostenibilidad económica y de actividad nos planteamos", señala la consellera.

De apostar finalmente por la F1, la Generalitat tendrá que negociar el nuevo contrato con Liberty Media, el nuevo propietario del evento, que ha estado en las últimas décadas controlado por Bernie Ecclestone.

Casi 30 años de F1 en Montmeló

Inaugurado en 1991, el Circuit de Barcelona-Catalunya está controlado mayoritariamente por la Generalitat (posee el 76 % del capital de la sociedad gestora), mientras que los otros dos accionistas son el RACC (16%) y el Ayuntamiento de Montmeló (8%).

La Fórmula 1 atrae cada año a más de 90.000 espectadores, un 55% de ellos extranjeros, y hace que la plantilla del Circuit pase de las 55 personas que trabajan de forma regular a lo largo del año a más de 4.000 durante el fin de semana del Gran Premio de automovilismo.

RX del trazado de Montmeló


Según el presidente del Circuit, Vicenç Aguilera, la instalación está ocupada 318 días al año y atrae a 600.000 espectadores anuales, buena parte de ellos atraídos por los otros dos grandes premios que se celebran: el de MotoGP y el Campeonato del Mundo de Rallycross.

El pasado mes de mayo, Aguilera, en una entrevista con EFE, emplazó al nuevo Govern a negociar la continuidad de la F1 en Barcelona y a aprobar un plan de viabilidad que saque de pérdidas a la infraestructura en un plazo de tres años.

Márquez a Colau: "Hay que tener un circuito en casa"


Si Cataluña perdiera la Fórmula 1, advirtió el ejecutivo, el Circuit correría el riesgo de convertirse "en un estadio de Montjüic dos", es decir, en una instalación que perdería su principal activo y que iría perdiendo valor con el paso de los años.

Fuente: Agencia EFE.

Lecturas recomendadas