Logo Autobild.es

¡Sorpresa en Google Maps! Descubre por qué la app ya no siempre te muestra la ruta más rápida

Google Maps no te lleva por la ruta más corta

¿Al utilizar Google Maps, has puesto una dirección y no te ha llevado por la ruta más corta? Eso tiene una explicación más lógica de lo que puedas creer.

La mayoría de los conductores, sobre todo jóvenes, utilizan el navegador Google Maps para viajar, aunque no son pocos los que prefieren aplicaciones alternativas, como Waze. Sin embargo, hay veces que Google Maps no te lleva por la ruta más corta. ¿Por qué?

Seguro que, si eres usuario de esta aplicación, alguna vez te ha pasado que introduces un destino y la ruta que te recomienda no es la más corta. Muchas veces ocurre porque Google Maps detecta que el trayecto a priori más corto va a ser más lento, debido a algún problema, como un accidente registrado hace unos minutos o tráfico intenso.

En esos casos, la aplicación te desvía por una ruta alternativa que, siendo más larga, los algoritmos calculan que vas a tardar menos tiempo en llegar al destino indicado

Sin embargo, puede ocurrir que, incluso de madrugada, sin nada de tráfico, Maps te obligue a dar un rodeo para llegar del punto A al punto B. ¿A qué se debe?

Google Maps

¿Por qué Google Maps no te lleva por la ruta más corta?

Google Maps no te lleva por la ruta más corta

Por un lado, se debe a que Google Maps ofrece la ruta más rápida disponible. Para ello, considera que vas a tardar más tiempo en la ruta que querías y te da una alternativa más rápida aunque sea más larga. Puede parecer contradictorio, pero los algoritmos de la aplicación hacen unos cálculos milímetros.

Por otro lado, la aplicación analiza también nuestros hábitos de conducción. Esto significa que, si normalmente pasas por una determinada calle, podría tomarla como ‘útil’ y usarla a la hora de pedir indicaciones, ya que tiene detectado que normalmente usas esa calle.

Por ejemplo, si sueles utilizar atajos entre callejones o coger calles no transitadas, Maps hará lo mismo, porque es lo que sueles hacer tú.

En cualquier caso, cuando introduzcas una ruta en Google Maps y estés seguro de que no hay tráfico ni ningún problema por donde quieres ir, simplemente cambia la ruta presionando sobre alguna de las alternativas que aparecen en color gris, en vez de la azul.

¿Qué hacer?

Así podrás ver cuánto tiempo tardarás en cada opción y, de paso, le ensañarás a Maps que, cuando no hay tráfico, te gusta ir por una determinada calle. 

Por otra parte, puedes revisar el apartado de Controles de Actividad de tu cuenta y, si lo consideras necesario, apagar el historial de ubicaciones y la actividad web & apps para que se te dejen de personalizar los resultados en los diversos servicios de Google, aunque esto implicará que no tengas acceso a la cronología ni a otras funciones.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Google,