Skip to main content

Noticia

Motos

Gocycle: la bicicleta eléctrica que cuesta más que una scooter de 125cc

bicicleta electrica tecnologia cara

Se llama Gocycle y cuenta con tecnología derivada de la Fórmula 1.

¡Ah, y es cara! La nueva Gocycle GX llegará al mercado en las próximas semanas y lo hará con una tarifa que la convertirá en una de las bicicletas eléctricas urbanas más caras del mercado: más de 3.000 euros. Unos 1.000 euros más de lo que te puede costar una scooter de 125cc asequible. La empresa, fundada por Richard Thorpe en el año 2002, comenzó a fabricar bicicletas en el año 2009, con la Gocycle G1. Con el paso del tiempo la marca ha evolucionado hacia una movilidad urbana sostenible, de calidad, de diseño y con la tecnología más moderna.

La Gocycle GX será la estrella de la marca en el año 2019: llega al mercado con un diseño desarrollado con conocimientos aerodinámicos derivados de la Fórmula 1 (Richard ha trabajado durante 25 años en McLaren): luce un aspecto compacto y ergonómico y una de sus mayores elementos positivos es una manera de plegarse muy eficaz y fácil de transportar para tenerla en casa o en la oficina ocupando un espacio mínimo.

 

 

Y es que la Gocycle GX es la primera bicicleta eléctrica plegable de la marca, algo que resulta fundamental para que su practicidad sea completa en la gran ciudad y con las necesidades que tienen los usuarios en nuestro tiempo. El chasis central se parte por la mitad y esta bici se convierte en una especie de carrito: comodidad al máximo nivel para transportarla, por ejemplo, mientras estás en el metro o el autobús.

La Gocycle GX equipa un sistema de propulsión tradicional con asistencia eléctrica que se esconde bajo su estructura. El sistema de apoyo eléctrico se consigue mediante un botón en el manillar, como si se tratase del KERS de la Fórmula 1. Por supuesto está a la última en cuanto a componentes, incluyendo frenos de disco, suspensión en ambas ruedas y un sillín que enfatiza el confort de marcha.

Pese a la asistencia eléctrica, es una bicicleta que pesa menos de 20 kg y que ya se puede reservar a través de su página web: cuesta 3.199 euros en Europa. El debate está sobre la mesa: ¿vale la pena gastar más en una bici eléctrica que en una moto? Sin duda, con esta bicicleta no solo estás pagando por el objeto, estás pagando por la tecnología y por la imagen. Deporte, ecología y diseño caminan de la mano en esta bici: elementos clave para muchos urbanitas del Siglo XXI.


 

Lecturas recomendadas