Skip to main content

Noticia

Motor

El Gobierno confirma que habrá que pagar por usar las autovías y pone fecha a los nuevos peajes

Peajes

La responsable de Transportes, Raquel Sánchez, ha confirmado que el Gobierno está decidido a implantar un sistema de pago por uso de las principales autovías y autopistas del país. Ha aclarado que  "dentro de unos meses" adelantará el método de abono y que será en 2024 cuando empecemos a pagar por circular.

No lo llaman "peajes", lo llaman "sistema de tarificación" y aunque todavía no hay información oficial de cuál será el método de cobro empleado (las últimas informaciones apuntan a la instauración de un viñeta anual), desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana han confirmado que habrá que pagar por utilizar las carreteras de alta capacidad "para asegurar su correcto mantenimiento".

En marcha en 2024

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez ha ha precisado que el Gobierno está avanzando en los estudios y presentará el sistema de peajes "en los próximos meses".

El pago por uso de carreteras de alta capacidad estaba incluido en el plan que España presentó a la Unión Europea (UE). Según ha recordado Raquel Sánchez, el plazo máximo comprometido por el Gobierno con las autoridades comunitarias para tener activo este sistema de peajes es el inicio de 2024, pero la ministra ha dicho que el Gobierno "no quiere demorar" la aplicación. 

En busca de consenso

El Ministerio de Transportes quiere someter al debate el modelo de peaje y tener en cuenta las consideraciones de los diferentes agentes implicados, empezando por los transportistas. 

Peaje

También ha dicho que "buscará el consenso político" y que estos peajes "deben estar en la línea de lo que se viene aplicando ya en 24 de los 27 estados de la Unión Europea". Además,  pretende que el sistema "no genere agravios territoriales" y que sea un modelo "justo".

No parece que lo vaya a tener fácil, pues ya son varias las voces que se han alzado en contra.

El Real Automóvil Club de España (RACE) ha sido de las primeras asociaciones de conductores en rechazar el sistema de pago por uso de las carreteras de alta capacidad. 

Consideran que se trata de un "ataque insostenible" al sector de la automoción y a la libre movilidad de las personas. Y que será un problema para la seguridad vial, ya que obligará a muchos a buscar vías alternativas y "mucho más peligrosas" como son las carreteras secundarias, que acumulan tres de cada cuatro accidentes mortales en España.

"Esta nueva tasa solo serviría para hacer pagar de nuevo por algo que ya se paga", afirman desde la RACE. El club recuerda que los conductores "entre impuestos directos e indirectos, aportan a las arcas del Estado unos 30.000 millones de euros".

Y además