Noticia

Ford Fiesta WRC de Lego, el juguete ideal para niños con alma de piloto

Ford Fiesta WRC de Lego
Jorge Morillo

El mundial de rallys está en alza y se nota en detalles como el que os traemos hoy, que no es otro que el lanzamiento del Ford Fiesta WRC de Lego. De esta manera, los más pequeños de la casa podrán construir con paciencia una versión de lo más especial del coche del campeón Sebastien Ogier.

Tanto si eres el 'peque' de la casa como si no, seguramente te interese de lo que vamos a hablarte. Tan solo has de ser aficionado al mundo de los rallys. Si es así, seguro que te llama la atención el nuevo Ford Fiesta WRC de Lego, una reproducción con la peculiar estética de la famosa marca de juguetes del coche que pilota el campeonísimo Sebastien Ogier.

No te pierdas: Así son los coches del WRC 2018

En total serán 203 piezas las que tengas que juntar para llegar al resultado final que ves en las fotografías que acompañan a estas líneas. Entre ellas, además del coche, tendremos algunos repuestos como los que utiliza el equipo M-Sport, así como el piloto. De hecho, nuestro Word Rally Car, que sale a la venta el 1 de marzo, podrá afrontar tramos nocturnos a través de los pasillos de nuestra casa gracias a la inclusión de unos faros como los del bólido de la marca del óvalo. Eso sí, el pequeño Ogier tendrá que hacerlo en solitario, porque en el kit no hay ni rastro de Julien Ingrassia, su copiloto.

La llegada de este nuevo Ford Fiesta WRC de Lego se produce justo después del comienzo del mundial de rallys de 2018, en el que Ogier ha comenzado como suele, ganando en el Rally de Montecarlo. Se prevé que esta temporada sea algo más sencilla para el galo, después de que Ford haya aumentado su influencia económica sobre el equipo M-Sport. De esta forma, el rendimiento del Fiesta de unos 380 CV de potencia debería de ser superior a lo visto durante todo 2017.

Ford Fiesta WRC de Lego

Además del extra de apoyo económico que se va a aportar desde Ford, los ingenieros de la marca del óvalo también se pondrán a disposición de Ogier y compañía para ofrecer todo el soporte técnico que sea necesario. De momento, la temporada no ha podido comenzar mejor, y desde luego nadie duda de que el francés tiene todas las papeletas de volver a hacerse con el título mundial, alargando una dictadura que dio comienzo justo al final de la anterior, con Sebastien Loeb al mando.