Skip to main content

Noticia

Motor

Financiar o comprar coche al contado, ¿qué sale más caro?

Financiar o comprar coche al contado

A la hora de comprar un coche, nos hacemos muchas preguntas: qué nos conviene más entre el diésel o la gasolina, qué tipo de coche se adapta a nuestras necesidades, en qué segmento lo podemos encontrar… Y cuando, al fin, nos decidimos por un modelo, las decisiones no paran. Ni mucho menos. Llega el momento de decidir cómo vamos a afrontar el pago y vuelven las preguntas: ¿qué es más caro: financiarlo o pagarlo al contado? Vamos a responder para echarte una mano.

No te pierdas: Plan PIVE 2020, ¿que ayudas a la compra del coche hay este año?

Cuando sepas cuál va a ser el precio total de tu próximo coche, es momento de saber qué es lo que más te conviene: pagar al contado o financiarlo. Ten en cuenta que, en mayor o en menor medida, la negociación está permitida. Por lo tanto, no olvides que puede que consigas algún descuento (más o menos abultado) a la hora de comprar tu vehículo.

Ajustes aparte, lo más probable es que a la hora de pasar por caja te encuentres ante dos escenarios: un precio con un llamativo descuento y sujeto a la financiación con la marca y un precio superior si decides pagar el coche de golpe. Una situación que, prácticamente, se repite en todas las marcas y que vamos a analizar.

Financiar o comprar coche al contado

Comprar un coche con la financiera de la marca

Según los datos que maneja ASNEF, el 40% de los créditos tienen como objetivo financiar la compra de un vehículo. Es normal, esta operación es la segunda más alta a la que se enfrenta una familia por detrás de la adquisición de una casa.

¿Cómo funcionan las financieras de las marcas de coches? Ofrecen jugosos descuentos que las hacen mucho más atractivas respecto al precio del coche al contado. Tanto es así que las diferencias pueden llegar a ser de 2.000 y de 3.000 euros. Y esto sin contar que, en muchas ocasiones, esas ofertas suelen incluir un mayor nivel de equipamiento. Eso sí, para poder beneficiarse de esta rebaja, el conductor debe ligarse a la financiera de la marca con una cantidad concreta y durante un tiempo determinado.

Financiar tu coche: todo lo que debes saber

Por lo tanto, sobre el papel parece que comprar un coche con la financiera de la marca es más barato… pero no suele ser así. Este tipo de préstamos suele exigir un desembolso mayor porque, normalmente, nos piden una entrada y una última cuota que suele ser bastante más alta que el resto. A esto, tenemos que añadir otros tantos factores que van a influir en el coste final del coche:

  • Comisión de apertura.
  • Tipo de Interés Nominal (TIN): el que marca los intereses del préstamo.
  • Tasa Anual Equivalente (TAE): comisiones y vinculaciones.
  • Comisión de cancelación: si queremos terminar la financiación antes de tiempo.
  • Reserva de dominio: tiene como objetivo impedir la venta del vehículo antes de terminar de pagar el crédito.
  • Otros gastos adicionales como el impuesto de matriculación si no está exento o el seguro del coche.
Financiar o comprar coche al contado

Si sumamos todas estas cantidades al precio que nos ofrece la marca y hacemos las cuentas, en muchas ocasiones el resultado será una cifra más alta que la que venía de la mano de la oferta. Eso sí, si tenemos en cuenta que esa cifra inicial es inferior a la que pagaríamos si comprásemos el coche al contado gracias al descuento… puede que el precio sea parecido. En otras ocasiones, sin embargo, será más barato al contado.

Comprar un coche financiándolo con el banco

Si no disponemos del montante que supone la compra de un coche al contado y no queremos ligarnos a la financiera de la marca, existe otra opción: pedir un préstamo al banco. Para ello tendremos que leer con atención las características y las condiciones de este tipo de productos financieros.

Financiar o comprar coche al contado

Sea o no un préstamo específico para la compra de un vehículo, principalmente, tendremos que tener en cuenta dos conceptos: el TIN y la TAE. El TIN es el Tipo de Interés Nominal, es decir, el interés que los bancos ofrecen para financiar la compra de nuestro coche; normalmente se mueven entre un 5 y un 7%. La TAE es la Tasa Anual Equivalente e incluye gastos como las comisiones o la vinculación a otros productos financieros. Por ello, tendremos que echar un vistazo a estas condiciones para saber si el préstamo del banco tiene comisión de apertura, de estudio o si exige la contratación de un seguro de protección de pagos o de vida, por ejemplo. La existencia de estos productos encarecerá el préstamo.

A favor de los préstamos de un banco para comprar coche está la posibilidad de poder financiar la totalidad del precio y, por lo tanto, no necesitamos ahorros previos. Sin embargo, las condiciones de los bancos suelen ser más estrictas y más numerosas que las de las financieras de las marcas de coches. Además, igual que ocurre con ellas, la cantidad que tendremos que devolver será superior a la que pagaríamos al contado.

Financiar o comprar coche al contado

Comprar un coche al contado

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), “a pesar de los descuentos ofrecidos por los concesionarios para financiar la compra de un coche, pagar al contado resulta más económico en la mayoría de los casos”. Si puedes hacer frente al desembolso que supone la adquisición de un vehículo al contado y no quieres saber nada de cuotas mensuales, tendrás que tener en cuenta varios aspectos.

Al no poder beneficiarte de los descuentos asociados a la financiación propia de las marcas, lo más recomendable es esperar al momento adecuado. Muchas son las marcas que se hacen eco de las grandes campañas de otros países como el Black Friday, que tienen ofertas en momentos puntuales o que hacen rebajas en determinados periodos del año. 

Por otro lado, nunca está de más hacer la ‘ruta del concesionario’. Es un proceso algo tedioso, pero visitar varios establecimientos de tu ciudad o, incluso, de provincias y localidades cercanas te puede ayudar a conseguir una buena oferta. Volviendo a los datos de la OCU, en algunos casos, dependiendo de la marca y de la ubicación, el descuento puede llegar hasta el 24% del primer precio que nos ofrecieron.

Financiar o comprar coche al contado

Financiar un coche o comprarlo al contado: consejos

Evidentemente, cada conductor supone un caso diferente de compra y los consejos que sirven para uno pueden no valer para otro. Lo ideal es comparar cada caso de forma individual, pero hay algunos consejos generales de los que podemos tomar nota a la hora de dirimir qué es más caro: financiar un coche o pagarlo al contado.

  1. Pedir un proyecto de financiación al concesionario para el importe y tiempo que necesitamos financiar. Así conseguiremos todos los datos de las cuotas mensuales a pagar.
  2. Verificar todos los conceptos de pago que incluye la cuota y preguntar por los posibles costes adicionales.
  3. Calcular el coste total de la compra multiplicando la cuota mensual por el número de mensualidades y sumando cualquier coste adicional. Después, restar el importe del descuento para calcular el coste de la financiación.
  4. Comparar estas cifras con las obtenidas, a través del mismo procedimiento, en referencia al préstamo bancario tradicional y al pago al contado.

Ahora que hemos examinado los posibles casos para saber si es más caro financiar la compra de un coche o pagarla al contado, antes de dar el paso definitivo, haz una última cuenta siguiendo la conocida Regla del 20/4/10. Si puedes pagar el 20% de entrada, financiar la compra durante un máximo de 4 años (48 meses) y que los gastos mensuales no superen el 10% de tu sueldo… podrás hacer frente a la llegada de un coche nuevo.

Y además