Skip to main content

Noticia

Motor

Fábricas de coches españolas paradas por el coronavirus: Volkswagen Navarra quiere volver el 20 de abril

Así están las fábricas de coches españolas paradas por el coronavirus: VW Navarra valora reiniciar la producción el 20 de abril

En el gráfico de abajo puedes ver la situación de las fábricas españolas de coches por el coronavirus: Volkswagen Navarra se plantea abrir de nuevo el 20 de abril, sería la primera en hacerlo. El resumen, a seis de abril, es bastante rápido de hacer: todas están paradas desde el 16 de marzo aproximadamente. Sin embargo, ante los primeros datos de remisión del número de fallecimientos y contagios por COVID-19, en los planes de volver al trabajo se empiezan a valorar fechas concretas.

Por un lado, el comité ejecutivo de Volkswagen Navarra sopesa reiniciar la actividad en la planta donde se fabrica en exclusiva el Volkswagen Polo el próximo 20 de abril. Aunque la firma deberá, evidentemente, aguardar a qué pasos de el ejecutivo y si se dan para entonces las condiciones legislativas que permitan, gradualmente, volver a trabajo. 

Por otro lado, según ha indicado en un comunicado la propia Volkswagen, para que la actividad en su fábrica de coches tras el coronavirus pueda ser retomada también será necesario que el suministro de piezas, tanto nacional como internacional, esté asegurado. Cosa que ahora mismo está bastante lejos de la realidad, dado que los fabricadores de componentes están a solo un 15% de actividad y esta se dedica a asegurar las piezas para recambios de emergencia. 

Por otro lado, el pasado viernes 3 de abril, Ford comunicó a los trabajadores de su planta de Almussafes (Valencia), que el ERTE a la totalidad de la plantilla se extendería hasta el 27 de abril, de manera que por ahora mismo esa es la fecha en la que prevén volver a fabricar coches tras el coronavirus. Es importante señalar que para alcanzar una cadencia de producción del 100% en cualquier planta son necesarias semanas de trabajo, cuando no meses.

Así, cuando el trabajo en las fábricas de coches se retome, al principio la velocidad a la que fabriquen coches no será la misma que antes del coronavirus y mucho menos teniendo en cuenta las medidas de seguridad adicionales que se habrán de tomar. Por otro lado, en el caso concreto de Almussafes, la llegada del coronavirus coincidió con la negociación de un expediente de regulación de empleo de 400 trabajadores que se quedó sin cerrar y que complicará la organización de la vuelta al trabajo. 

Por su parte, la dirección de la planta de PSA en Zaragoza ha anunciado este mismo lunes que, una vez terminado el Estado de Alarma, va a plantear otro ERTE. En Figueruelas se despidió -con un ERE de extinción- a 400 trabajadores poco antes de la crisis del coronavirus, así que aquí el motivo es la falta de suministro: ya en las semanas previas al 16 de marzo, muchas de las piezas tenían que llegar en avión. 

Te interesa España, tercer país de la UE más afectado por el COVID-19 en el automóvil

PSA no cree que pueda retomar el ritmo de producción en esta fábrica por lo menos hasta 31 de julio, fecha de conclusión del ERTE que plantearán al final de este periodo. No hay que olvidar que la vuelta al trabajo en todas estas fábricas tendrá que llevarse a cabo con medidas extraordinarias de protección para los trabajadores, lo que hará más difícil que la actividad se retome al 100% desde el principio.

Sin embargo, hay que entender y agradecer el esfuerzo de las fábricas de coches y de sus plantillas por volver a la actividad, dado que no solo son los puestos de trabajo directos en estas fábricas de coches los que están en juego, también la supervivencia de decenas de empresas proveedoras de primer y segundo nivel y, por ende, de gran parte del tejido industrial. Es decir, si la industria española supera el coronavirus bien o mal.


 

Más:

Motor

Y además