Skip to main content

Noticia

Motor

Exclusiva: ¡nos subimos al futuro Audi RS3!

Audi RS3

Es un modelo de preserie y aún no hemos podido conducirlo, pero estas son nuestras primeras sensaciones desde el asiento del copiloto

Seamos honestos: llevamos tiempo esperando con ansia la llegada del  RS desde que se presentó el nuevo Audi A3 en abril de 2020. 

Ahora estamos en un modelo de preserie, que estará disponible como Sportback y sedán. Aunque Audi le ha puesto pegatinas de camuflaje, ya se pueden adivinar algunos detalles.

Por fuera

Vemos faros nuevos y una parrilla más grande, las entradas de aire laterales también aumentan de tamaño respecto a su predecesor. Sin embargo, lo que es definitivamente nuevo es la rejilla de nido de abeja con una malla muy ancha, específica de la variante RS.

Audi RS3 Sedán

El faldón trasero es realmente llamativo, y es un elemento de diseño y para ocultar los sensores de estacionamiento. Debajo están los dos tubos de escape ovalados, con un difusor en el medio. 

Las nuevas luces traseras aquí también las conocemos de las variantes menos potentes. En el lateral vemos una nueva ranura de ventilación detrás de las ruedas delanteras. Además, una pegatinas del prototipo da una indicación de su sistema de propulsión. Los números 1-2-4-5-3 son el orden de encendido del cinco cilindros de 2,5 litros. Efectivamente: Audi monta en el nuevo RS 3 el TFSI con cinco cilindros convenientemente revisado.

Misma potencia

Sin embargo, al contrario de lo que se esperaba, los ingenieros no han cambiado nada en términos de rendimiento; al igual que su predecesor, la nueva generación también tiene 400 CV. Pero la potencia máxima ahora se puede aprovechar antes y durante más tiempo, entre 5.600 y 7.000 revoluciones. 

Y hay un poco más par: con 20 Nm adicionales, el RS básico ahora tiene un total de 500 Nm. Esto permite al compacto deportivo con DSG de siete velocidades acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, ¡tres décimas más rápido que el modelo actual! 

Pero aún más importante es que sea una décima más rápido que el competidor más feroz, el Mercedes-AMG A 45 S, que tarda 3,9 segundos y tiene 21 CV más. Y el Audi también se pone por delante en velocidad punta: con los frenos cerámicos y el paquete dinámico RS, la velocidad máxima se aumenta de fábrica hasta 290 km/h. El Mercedes se queda 20 km/h antes.

Con modo drift

El nuevo RS 3 es el primer Audi en obtener una característica que el AMG ya tiene a bordo, a saber, el modo de deriva, o dicho llanamente, un modo para driftar controladamente.

Interior RS3

Esto es posible gracias a una nueva transmisión del eje trasero que ya se está utilizando en el Grupo en los nuevos Golf R y Tiguan R. Distribuye la fuerza motriz del eje trasero individualmente entre las ruedas, según el modo de conducción y la situación. 

Audi llama al sistema divisor de par. Esto permite derrapes controlados simplemente dirigiendo toda la potencia a una rueda. El piloto de carreras y desarrollo Frank Stippler nos lo muestra en un prototipo, pero desafortunadamente todavía no podemos conducirlo nosotros mismos. 

Para hacer esto, establece el nuevo modo de conducción "RS Torque Rear" y recorre las curvas del tramo del circuito en seco. Parece bastante fácil, según Stippler, solo se necesitan pequeñas correcciones de vez en cuando para mantener el coche ligeramente de lado pero siempre embridado. 

Zagas RS3

En la pista de carreras, el sistema también tiene otro propósito: como tracción total, el RS 3 tiende a subvirar al límite, lo que la tecnología mitiga enviando más carga al eje trasero. Por otro lado, el sobreviraje también se intercepta. 

Para que todo se pueda llevar a cabo de forma tan deportiva, existe un modo de conducción extra llamado "RS Performance" pensado los nuevos semi-slicks, que ahora están disponibles como opción. La suspensión deportiva especialmente ajustada y la dirección progresiva, por otro lado, son, por supuesto, tan de serie como la rebaja de altura:  con 25 milímetros menos de distancia al suelo que el A3 normal, el centro de gravedad también desciende más hacia la carretera.

Por dentro

Como se trata de un prototipo, los materiales aún no son definitivos, pero la distribución corresponde a la del A3, como era de esperar. Significa que la pantalla de infoentretenimiento ya no está unida, sino integrada en el salpicadero 

Las boquillas de ventilación redondas dan paso a un diseño más convencional y, por supuesto, te sientas en los asientos deportivos del RS. 

¿Y cuándo estará a la venta? Desafortunadamente, Audi aún no ha revelado cuánto tiempo pasará antes de que podamos ver el coche de serie Probablemente los primeros RS 3 estarán disponibles en los concesionarios a finales de 2021. En cuanto a precio, se puede suponer que la nueva generación costará algo menos de 60.000 euros, al menos en Alemania.

Todo sobre Audi

Y además