Skip to main content

Noticia

Europa endurece los límites de emisiones de CO2

Emisiones de CO2 en Europa

Bruselas endurece los límites de emisiones de dióxido de carbono con una propuesta legislativa que plantea descensos del 15% de las emisiones de CO2 para 2025 y del 30% para el 2030.

La Comisión Europea ha presentado una propuesta legislativa con la que quieren que los límites de emisiones de CO2 sean más estrictos en Europa. Una serie de medidas con las que quieren reducir el nivel de contaminación y con las que también aspiran a convertir a la Unión Europea en el referente a nivel mundial en lo que respecta a los coches eléctricos frente a potencias como Estados Unidos y China.

VÍDEO: El escándalo de Volkswagen

El anuncio de límites de emisiones contaminantes más estrictos en Europa llega justo cuando se cumplen dos años desde que salió a la luz el escándalo de emisiones de Volkswagen, al que habitualmente nos referimos como ‘dieselgate’. La iniciativa, que se ha presentado coincidiendo con la celebración de la cumbre climática COP23 en Bonn (Alemania), fija varios ejes de acción para contribuir al objetivo de cumplir el compromiso adoptado por la Unión Europea en el Acuerdo Climático de París de reducir sus emisiones contaminantes en un 40% para 2030 en el marco del transporte.

En concreto, fija los límites de CO2 de los vehículos en dos periodos. En el primer horizonte, los fabricantes deberán reducir sus emisiones contaminantes en un 15 % hasta los 80 gramos de CO2 por kilómetro frente a los 95 actuales. El segundo paso sube el listón a una bajada del 30%, fijando así el límite en 66,5 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Energía y Acción Climática, afirma que dejan que los fabricantes decidan “qué tecnologías aplicar para alcanzar los objetivos”.

Según la propuesta inicial, Europa multará a los fabricantes que no cumplan con estos límites y considerará “vehículos limpios” los que emitan entre 0 y 50 gramos de CO2 por kilómetro, aunque con diferentes tramos intermedios según sean eléctricos, híbridos o tradicionales. Para impulsar el coche eléctrico, la Comisión Europea ofrecerá hasta 800 millones de euros para reforzar el número de cargadores eléctricos desplegados, y otros 200 millones de euros de ayudas en I+D para los fabricantes que cumplan con los objetivos de reducción de CO2 citados anteriormente.

Y para los que no cumplan con los límites no se plantean sanciones, aunque no podrán beneficiarse de las ayudas. Eso sí, antes el plan de la Comisión Europea para endurecer los límites de emisiones de CO2 se haga efectivo deberá negociarse con el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo.

Fuente: EFE

Lecturas recomendadas