Noticia

Los primeros radares de tramo empezarán a multar a partir de febrero

Los primeros radares de tramo empezarán a multar a partir de febrero

Redacción Auto Bild

23/12/2010 - 12:28

Los dos primeros puntos de control de velocidad instalados por la Dirección General de Tráfico en los túneles de Guadarrama (A-6) y de Torrox (A-7, Málaga) operarán en modo de pruebas hasta febrero, momento en el que comenzarán a sancionar a los conductores. A diferencia de los convencionales, este tipo de radares funciona mediante un sistema de cámaras de visión artificial similar al que controla los semáforos de algunas ciudades españolas.

Los tramos de velocidad controlada están emplazados en el túnel del Guadarrama (A-6, dirección La Coruña) y de Torrox (A-7, dirección Barcelona), y son los dos primeros de la serie que la DGT tiene previsto poner en funcionamiento en un futuro (otro de ellos se encuentra en el de Barrios de la AP-66 -León-).

Según Federico Fernández, subdirector de Gestión del Tráfico y Movilidad de la DGT, el motivo de instalar en primer lugar estos radares de tramos en túneles es su “riesgo añadido: son lugares problemáticos, por ejemplo para que intervengan los servicios de emergencia”.

Los dos radares de tramo funcionarán en modo de prueba hasta el mes de febrero. Durante este tiempo, los conductores no serán sancionados y sólo recibirán una carta con los detalles de la infracción (día, hora, velocidad registrada, etc.). A partir de esa fecha, los que superen el límite de velocidad sí serán multados.

A diferencia de los radares fijos, los de tramo no controlan la velocidad en un punto concreto, sino en un espacio de carretera de varios kilómetros. De esta forma, superar el límite en un momento puntual no acarrea sanción, ya que lo importante “es mantener la velocidad adecuada de forma continua a lo largo de todo el tramo”, aclara Fernández. Su funcionamiento se realiza a través de unas cámaras de visión artificial -una por carril- que graban los vehículos a la entrada y salida del túnel, y que, gracias a un ordenador, calculan su velocidad media. En el caso de que ésta supere el límite establecido, el conductor es sancionado. Esta infracción sigue el mismo proceso que las detectadas por radares fijos: las imágenes y datos viajan por cableado de fibra óptica al Centro de Gestión de Denuncias Automatizadas de León, que tramita y envía la denuncia.

Aunque el túnel de Guadarrama y el de Torrox son los primeros tramos de velocidad controlada de la DGT que se ponen en marcha, el primer radar de tramo de las carreteras españolas entró en funcionamiento en el mes de julio. Se encuentra situado en el túnel de Vielha de la N-230 (Lérida), y durante su fase de pruebas, que se prolongó varios meses, llegó a contabilizar mensualmente hasta 300 vehículos que superaban el límite de velocidad establecido. El Servei Català de Trànsit (SCT) prevé instalar otros dos controles de velocidad similares a éste en los túneles del Cadí (C-16, Barcelona-Lérida) y del Bruc (A-2, Barcelona).

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches