Skip to main content

Noticia

F1

Eau Rouge, donde hasta accidentarse puede ser maravilloso

Eau Rouge, donde hasta accidentarse puede ser maravilloso
Si los aficionados al automovilismo en general y a la F1 en particular tuviéramos que elegir una curva de un circuito para poner un coche al límite, probablemente un alto porcentaje diríamos Eau Rouge, donde hasta accidentarse puede ser maravilloso. Lo dijo Jacques Villeneuve, campeón del mundo, que trató de afrontar la mítica curva a fondo en muchas ocasiones.

Hay circuitos repartidos por todo el mundo,
cientos de ellos, pero solo algunos son capaces de gustar tanto a
pilotos como a aficionados y además ser lugar de peregrinaje para
los amantes del automovilismo. Spa-Francorchamps
está en ese selecto grupo, junto a otros como Mónaco o
Nürburgring
. Este trazado situado en Las Árdenas cuenta con
secciones tan espectaculares como la curva Eau Rouge, donde
hasta accidentarse puede ser maravilloso
.

Hablar de algo bueno después de la palabra
"accidente" dentro de una misma frase puede sonar un tanto frívolo,
pero no lo decimos nosotros, lo dijo el mismísimo piloto que sufrió
uno de los peores accidentes de su vida en la curva Eau
Rouge
, del circuito Spa-Francorchamps. El
canadiense perdió el control de su monoplaza cuando negociaba
Eau Rouge a más de 250km/h en la sesión de
entrenamientos, que debió ser suspendida 25 minutos mientras
recuperaban el coche del canadiense.

A pesar de lo espectacular del golpe, los
médicos del circuito no diagnosticaron lesiones al que era por
entonces el vigente campeón del mundo y pudo correr el resto del
fin de semana... aunque en carrera acabaría abandonando.

Villeneuve llegó a decir que
aquel accidente había sido el mejor que había sufrido en su carrera
deportiva. Nunca había tenido demasiada suerte en
Spa-Francorchamps... y siguió sin tenerla. Al año siguiente pudo
volver a sentir lo que es sufrir un accidente en Eau
Rouge
. Un 'pique' con su compañero en BAR
Honda
, Ricardo Zonta, le salió caro: se retaron a hacer la
curva más famosa del circuito belga a fondo. Como te puedes
esperar, en el año 1999, aquello no era nada fácil... y ambos se
estrellaron. Lo puedes ver en el siguiente vídeo.

Así describía Fernando Alonso
esta mítica curva hace unos años: "entras en la bajada de la curva,
tienes un repentino cambio de dirección en la parte más baja y
entonces hay una abrupta subida. Desde el cockpit no se puede ver
la salida, y conforme vas subiendo no sabes dónde vas a aterrizar.
Es una curva crucial para el tiempo de la vuelta, y también en la
carrera, porque hay una larga subida que la sigue donde se puede
perder mucho tiempo si cometes un error. Pero también es una curva
importante para las sensaciones del piloto. Genera sensaciones
especiales en cada vuelta, porque también se comprime todo el
cuerpo cuando pasas por el punto más bajo de la curva. Es muy
extraño, pero también muy divertido".  

Este fin de semana se disputa el GP de
Bégica de F1
y, por tanto, podremos disfrutar del paso de
los pilotos por esta maravillosa curva.

Vídeo: Claves del GP Bélgica F1 2016

Además, te puede interesar:

-
El sangriendo origen de la curva Eau Rouge de Spa 

-
5 motivos por los que Honda es el malo de la película

Y además