Skip to main content

Noticia

En vídeo: la vuelta rápida del Viper ACR en Nürburgring (antes de estrellarse)

Dodge Viper ACR
Vía 'crowdfunding' un grupo de aficionados ha conseguido el dinero necesario para alquilar el Infierno Verde y poner a rodar al Viper ACR. Las cosas no han salido mal, pero tampoco como esperaban...

Que las marcas utilizan Nürburgring para ver quién puede más ya lo sabemos todos. Casi cada mes, uno o dos fabricantes intentan batir el récord de esta u otra categoría, por el prestigio que ello otorga. Lo que es menos normal es que una marca no busque su récord oficial y que sean los propios aficionados los que, poniendo dinero de sus bolsillos, quieran ver a su modelo favorito alcanzar el cielo del Infierno Verde.

Justo esto es lo que ha sucedido con el Dodge Viper ACR. Como ha dejado de fabricarse, sus fans más acérrimos querían que se despidiera por la puerta grande estableciendo una marca de récord en el famoso circuito alemán.

Los miembros de la Viper Owners Association crearon un crowdfunding (micromecenazgo) con el objetivo de enviar dos unidades del Dodge Viper ACR a Nürburgring para conseguir el récord de vuelta.

Los dos unidades empleadas para batir el récord del deportivo han sido cedidas de manera totalmente gratuita por el concesionario Viper Exchange de Texas y, además de las aportaciones individuales, el fabricante de neumáticos Kumho ha regalado las ruedas de producción en serie para el intento, unas Ecsta V720 de 295/25 delante y 355/30 detrás, embutiendo llantas de 19 pulgadas en ambos ejes.

La idea, como la de todos estos casos, era la de conseguir rebajar la barrera de los siete minutos.

En el primer intento casi lo consiguen, pero la lluvia impidió que completaran la prueba y solo pudieron hacer entrenamientos con la pista mojada y bastantes coches en pista.

En el segundo intento se dieron las condiciones óptimas: buena temperatura, cielo despejado y sin tráfico en el trazado. Con el piloto profesional Dominik Farnbacher en el coche, marcaron un tiempo de vuelta de 7:03.45 y establecieron de esta forma un nuevo récord para el Viper en Nürburgring.

El tiempo marcado era más que prometedor, sobretodo teniendo en cuenta que era la primera vez que se intentaba y, además, que mejoraba considerablemente el récord establecido en 2011 por la cuarta generación el Viper, que se quedó en 7:12.13. Pero no estaban conformes, así que esta misma semana volvieron a la carga con la intención de mejorar el registro, pero no sin toparse con algunos problemas: la primera unidad sufrió un reventón a más de 270 km/h y poco después, tras ser arreglado, perdió todo el aceite del diferencial trasero durante una de las vueltas, lo que hizo que este se bloqueara y que el vehículo quedara inutilizable para intentar mejorar de nuevo el registro.

Así que salieron al circuito con el segundo ejemplar del Viper ACR, que con Lance Arnold al volante, logró establecer un tiempo de vuelta de 7:01:3 en Nürburgring, mejorando de esta forma su anterior marca y estableciendo así un nuevo récord para el Viper y para los deportivos estadounidenses con cambio manual en general. Pero cuando se dispuso a realizar la siguiente vuelta, volvieron a sufrir un reventón, esta vez a unos 257 km/h y con unas consecuencias bastante peores para el coche, ya que acabó colisionando contra las protecciones antes de detenerse por completo. Por fortuna Lance resultó ileso, pero no el Viper ACR, por lo que ante la falta de recursos para poder reparar las dos unidades, no les queda más remedio que dar por concluido el intento

Ahora sí, te dejo con el vídeo del momento en que el Viper ACR registra su vuelta rápida en Nürburgring:

 

Y además