Noticia

Ferrari 488 DMC Orso: ¡con dos tipos de alerón!

Raúl Toledano

31/07/2016 - 09:00

¿Tienes un Ferrari 488 GTB y te sabe a poco? ¿Crees que podría correr más y lucir un aspecto más siniestro? En tal caso, el Ferrari 488 DMC Orso te va a convencer. Hace unos meses conocimos sus detalles técnicos, con un incremento notable de la caballería. Hoy te muestro las primeras imágenes de sus modificaciones estéticas, entre las que destaca la posibilidad de montar dos alerones distintos.

Y es que la personalización en el Ferrari 488 DMC Orso es algo primordial. Los chicos de DMC han conseguido que un Ferrari 488 GTB de serie pueda parecer hasta algo bondadoso, con una serie de modificaciones que siguen en la línea de lo ya conocido y con la que se ganarán partidarios y detractores: la indiferencia no va con ellos.

Te interesa: este es el primer Ferrari 488 GTB con 1.000 CV

El Ferrari 488 DMC Orso es un programa de personalización y preparación del que ya tuvimos alguna que otra noticia hace un par de meses. En el mes de mayo DMC anunció que iba a meter mano en el V8 biturbo que alimenta al 488 y cuya potencia iba a incrementarse considerablemente. Hoy ya te puedo contar todos los detalles. De los 670 CV originales se pasa a unos espectaculares 788 CV y 865 Nm de par. ¿Cómo lo consiguen? Ni siquiera tocan la presión del turbo: una simple reprogramación de la centralita y un nuevo sistema de escape hacen todo el trabajo.

Pero no te confundas: me da a mi que pocos serán los clientes que opten por esta modificación mecánica. DMC es especialista en la creación de chucherías estéticas para los deportivos más espectaculares del planeta y me da que con este Ferrari el objetivo sigue siendo el mismo. Por eso han creado una serie de piezas en fibra de carbono con la que consiguen dar un punto de ‘malote’ a esta preciosa berlinetta italiana.

Empiezo en el frontal, donde han creado un doble splitter frontal en fibra de carbono con sendas aplicaciones aerodinámicas en los extremos. Dudo que aerodinámicamente mejoren nada, pero sí dan más empaque al frontal del coche. El tuning de DMC es simple: más fuerza delante y más empaque detrás, pero sin locuras. Por eso, en la parte trasera, este preparador ha desarrollado dos tipos distintos de alerones, uno más bajito y proporcionado y otro salvaje, dándole un aspecto de coche de competición.

Me juego el sueldo que el objetivo de DMC es vender por separado estas piezas de fibra de carbono, por un precio que seguro que es prohibitivo. No se tu, pero yo ya me imagino un Ferrari 488 negro con unas enormes llantas ADV.1 y un labio frontal y alerón trasero obra de DMC. Tardaremos muy poco en ver algún ejemplar de esa guisa, ¿nos apostamos algo?

Lecturas recomendadas

Raúl Toledano

Colaborador

Raúl Toledano, nacido en Madrid el 9 de abril de 1984, es licenciado en Periodismo.

Todo sobre Ferrari

Ferrari

Buscador de coches