Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT recuerda al copiloto cuándo no debe cortarse

La DGT recuerda al copiloto cuando no debe cortarse

La persona que acompaña al conductor puede ser de gran ayuda. No podemos olvidar que, aunque no estemos al volante, todos los ocupantes corren el mismo riesgo de sufrir un incidente o un accidente. Por ello, Tráfico quiere apelar a esa responsabilidad: la DGT recuerda al copiloto cuando no debe cortarse.

La DGT anuncia los tres nuevos límites de velocidad que entran en vigor el 11 de mayo

Si vas a desempeñar el papel de copiloto es fundamental tener una conducta adecuada para no poner el peligro la seguridad del conductor y del resto de personas que os acompañan. La Dirección General de Tráfico recomienda, por tanto, evitar los siguientes comportamientos: hablar sin parar, criticar la forma de conducir, fomentar conductas de riesgo, incitar a incumplir la normativa, advertir constantemente de posibles peligros y de por dónde debe ir o discutir con la persona que conduce.

De la misma manera, la DGT desvela cuáles serían los gestos del copiloto ideal: colaborar con el conductor, encargarse de los pasajeros que van en los asientos traseros (sobre todo si son niños), empatizar con el conductor para evitar distraerle y encargarse del GPS. A todo esto hay que añadir el cumplimiento de las normas así como pedir a la persona que está al volante que haga lo propio.

La DGT recuerda al copiloto cuando no debe cortarse

Cuidado con el teléfono

Y por aquí es por donde va el recordatorio de la Dirección General de Tráfico: “Si vas de copiloto, también tú debes velar por vuestra seguridad. No te cortes en recriminar al conductor del vehículo en caso de que use el móvil mientras conduce”. Una solicitud argumentada en las cifras: las distracciones provocadas por el teléfono causan el 20% de todos los fallecidos en accidentes de tráfico, es decir, 1 de cada 5.

Registro de apoderamiento de la DGT: así es, para qué sirve y cómo funciona

Esta causa que, incluso, supera al exceso de velocidad y al consumo de alcohol o drogas hace que el conductor circule a ciegas: responder a una llamada sin manos libres cuando va a 120 km/h implica recorrer hasta 266 metros sin mirar la carretera, una cifra que aumenta hasta 466 metros si marcamos un número y hasta 600 metros si lo que hacemos es mandar un mensaje.

Para controlar todos estos gestos, la DGT ha endurecido los castigos para los conductores que manejan el teléfono mientras están al volante. Además de recibir una sanción de 200 euros, algo que no ha cambiado, perderán seis puntos tanto si llevan el móvil en la mano sin usarlo como si lo están manipulando.

Más:

DGT

Y además