Skip to main content

Noticia

Motor

Desinfectar el coche con ozono: aquí está el gran peligro

Limpiar coche

Desinfectar nuestro coche se ha convertido en algo clave durante el Estado de Alarma y, ahora, en la nueva normalidad. No en vano, es una forma de minimizar el riesgo ante el coronavirus… pero debemos tener en cuenta que no todas las limpiezas son iguales. Hoy en día se usan tres métodos: limpieza de superficies con biocida, tratamiento con ozono y nebulización. Sin embargo, desinfectar el coche con ozono tiene cierto peligro.

El Ministerio de Sanidad se ha pronunciado acerca de estas fórmulas y ha recordado que, basándose en la evidencia científica disponible hasta el momento, pueden reducir la población de virus en una superficie, pero se desconoce si este efecto es suficiente para lograr una desinfección óptima.

Ni ozono, ni luz ultravioleta, este es el único método seguro para desinfectar tu coche

Al hilo de esto, la cartera dirigida por Salvador Illa ha recordado que las medidas más eficaces para prevenir contagios son el lavado de manos, las mascarillas, la distancia social, la limpieza con detergentes y desinfectantes y la aplicación de biocidas autorizados.

Ozono: aquí está el gran peligro

Si optamos por desinfectar el coche con ozono, llegaremos a todos los rincones del interior… pero no podemos olvidar que no está probado ni regulado para su uso en el aire y en superficies. Es más, no forma parte de la lista de viricidas acreditados y reconocidos por el Ministerio de Sanidad y, además, está en proceso de evaluación en la Unión Europea.

Por el momento se permite su venta mientras concluye esta valoración, pero debemos tener presente que el problema del ozono es su toxicidad. Y es que en concentraciones muy bajas provoca irritación en los ojos, la nariz y la garganta, tos, ataques de asma y dolores de cabeza. Cuando las cantidades son más altas puede generar daños pulmonares severos, alteraciones del sistema inmunológico e incluso la muerte.

Ni cantidad ni tiempo

A esto tenemos que añadir que las personas que lleven a cabo la desinfección con ozono deben hacerlo protegidas y tras acabar el proceso de limpieza, el coche tiene que ventilarse bien. Es aquí donde aparece otro hándicap: el ozono puede ser absorbido por los tejidos o quedarse sobre las superficies de contacto… y no se sabe cuándo desaparece.

5 productos para limpiar tu coche frente al coronavirus

El último problema de ese método es que todavía no se sabe cuánto producto es necesario, durante cuánto tiempo hay que aplicarlo y qué homologación tienen que tener las máquinas que lo generan. Y a esto hay que añadir que aún se desconoce si, en concentraciones no tóxicas, puede ser verdaderamente eficaz como biocida para el aire y las superficies.

Y además

Más de Coronavirus: así afecta al motor