Skip to main content

Noticia

Motos

Desesperación en Yamaha: ¡Rossi y Viñales corrieron con la moto del 2016!

Rossi y Viñales corrieron en Valencia con la Yamaha del 2016

Valentino Rossi y Maverick Viñales se subieron a la Yamaha del 2016 de cara a la carrera en Valencia. Se lo tomaron como una jornada de pruebas en la que acabaron a 13 y 35 segundos de Zarco, con la misma moto.

Marc Márquez consigue su 5º BMW M en MotoGP: este año cayó un M4 CS

Desesperación en Yamaha: ¡Rossi y Viñales corrieron con la moto del 2016! Ambos pilotos disputaron el warm-up y la carrera con la montura del año pasado, es decir, la misma moto que ha utilizado Johann Zarco durante toda la temporada. El resultado fue unas cuantas conclusiones que se aplicarán a partir del primer test oficial este martes en Valencia y un nuevo 'recado' por parte del piloto francés. 

Zarco, que finalizó segundo el GP de Valencia y estuvo a punto de ganar, le endosó 13 segundos de diferencia a Valentino Rossi, que terminó quinto y 35 con respecto a Maverick Viñales, que no pasó de la 12ª posición en un trazado donde un año antes había debutado como piloto de Yamaha destrozando el crono y dejando claro que quería un título que finalmente se le ha escapado por 68 puntos.

Yamaha decidió realizar este cambio debido a que durante el fin de semana ninguno de los dos pilotos tenía ritmo para pelear por puestos de honor en la carrera del domingo. De este modo, se tomaron la última carrera como un test en el que comprobar en una distancia larga de kilómetros el comportamiento de la M1 del 2016. Un hecho que también abre otro debate. ¿Va con más retraso de lo previsto Yamaha con la moto de la próxima temporada? ¿Están perdidos en qué rumbo tomar a nivel de desarrollo?

Después de las continuas y odiosas comparaciones entre la moto de 2016 con la de 2017 a tenor de los resultados obtenidos por un debutante como Johann Zarco, parece que desde Iwata intentarán resolver los problemas que tienen actualmente haciendo una especie de híbrido entre las dos motos para ver si así pueden encarar el desarrollo del prototipo del próximo año. 

Sobre este experimento, Valentino Rossi afirmó que "la moto de 2016 es un poco más fácil de pilotar, pero seguimos teniendo dificultades con los neumáticos, que no tienen grip. Ese es nuestro principal problema", asegura el italiano. Por su parte, Maverick Viñales se mostró muy confiado tras el warm-up, aunque no entendió muy bien lo que sucedió después en carrera: "Me he sentido muy bien y me quedo con ese buen feeling que he tenido. En carrera tuve sensaciones muy extrañas y tuve que bajar mucho el ritmo. El objetivo es conseguir ese buen feeling durante el test para poder avanzar".

Y además