Skip to main content

Noticia

¿Cuánto gasta realmente de más conectar el aire acondicionado?

¿Cuánto gasta realmente de más conectar el aire acondicionado?
Fabricante
Encender el climatizador incrementa el consumo de combustible del coche; pero, ¿cuánto?

No te pierdas: Los mejores trucos para enfriar el coche sin usar el aire

¿Cuánto gasta realmente de más conectar el aire acondicionado? Aunque el calor parece haberse ido, todos sabemos que es algo temporal, y que en cuanto vuelva, lo hará con ganas. Por ello, en países como España, el aire acondicionado (o el climatizador) en el coche es algo casi vital (y cada vez, más). Se circula más tranquilo, se evita el nerviosismo y el mal humor que puede dar el exceso de calor... Pero se incrementa el consumo. Esta es una realidad irrefutable; ahora, ¿cuánto gasta de más conectar el aire acondicionado? Vamos a averiguarlo.

VÍDEO: Nuevo BMW X5 2018: reduce peso, consumo y es más dinámico

VIDEO

Nuevo BMW X5 2018: reduce peso, consumo y es más dinámico

Vayamos por partes. Para entender cuánto incrementa el consumo de combustible el aire acondicionado, lo primero que hemos de saber es cómo funciona este último. El sistema de aire acondicionado de un coche necesita diversos elementos mecánicos para trabajar; un compresor accionado por el motor a través del embrague electromagnético, un condensador, un filtro secador, una válvula de expansión hacia la cual bombea el compresor, un evaporador, un ventilador, un sensor de temperatura del evaporador y un gas refrigerante, en este caso, freón.

No te pierdas: ¿Cuánto gasta el aire acondicionado en un coche eléctrico?

El aire acondicionado (o el climatizador) de tu coche enfría gracias a la compresión y descompresión de freón, el líquido refrigerante, una sustancia que cambia de estado (de gas a líquido, y de líquido, a gas). A grandes rasgos (y que me perdonen los físicos), el aire acondicionado del coche refrigera del siguiente modo: un gas es comprimido por un compresor, para posteriormente descomprimirlo. Al volverse nuevamente gas, absorbe temperatura de la zona (es decir, la enfría); y este frío llega al habitáculo a través de un ventilador.

Además, su funcionamiento filtrar posibles impurezas y eliminar la humedad. Como imaginarás, este trabajo conlleva un gasto de energía; y, lo curioso en este sistema, es que la energía proviene del motor de combustión interna, y no de ninguna fuente eléctrica. Por ello, su accionamiento incrementa el consumo de combustible. Y ahora llega la pregunta del millón: ¿cuánto incrementa el consumo el aire acondicionado del coche?

Cuánto incrementa el consumo de combustible del coche el uso del aire acondicionado

No te pierdas: Cómo saber cuándo no funciona bien el aire acondicionado

El compresor del gas funciona porque se acopla al giro del motor mediante una correa; lo que quiere decir que cuando el aire condicionado funciona, lo hace gracias al motor del vehículo. Este incremento de tarea hace que la mecánica necesite más combustible. ¿Cuánto más? La respuesta tiene condicionantes.

En general, el aire acondicionado incrementa el consumo del coche entre un 5% y un 20%, lo que se podría traducir en  un par de décimas y un litro cada hora, aproximadamente.

No te pierdas: Cómo cargar el aire acondicionado de tu coche

Eso sí, hay que tener presente que cuanto más caliente esté el aire exterior, más trabajo le costará al aire acondicionado refrigerar el habitáculo, lo que se termina resumiendo en más consumo de combustible. Y cuanto más fresquito queramos que esté el coche, más tendrá que trabajar el compresor; es decir, más consumirá el aire acondicionado.

Además, el consumo que supone encender el aire acondicionado también varía en función de lo moderno que este sea; en los coches actuales, cuando el aire ya está frío, el compresor se desacopla del motor, con lo que deja de consumir ese extra de energía.

Si quieres reducir el consumo de tu coche, quizás pienses que es mejor apagar el aire acondicionado, y bajar la ventanilla. No es mala idea... Aunque vuelve a depender de algunos factores. 

Recuerda que bajar las ventanillas afecta a la aerodinámica del coche, lo que incrementa su consumo. Así, ¿qué opción es más 'tragona'? Para saberlo, hay que tener presente que entran en juego elementos como, por ejemplo, los diferentes ajustes del sistema de aire acondicionado o del  climatizador. De esta forma, no se consume lo mismo si pone la temperatura a 24 ºC, o si se pone a 17 ºC, ya que en este último caso exigirá más trabajo al compresor y por ende, aumentará el consumo. También depende de la velocidad y de la dirección del viento, de la velocidad a la que circulemos, del tipo de carrocería que tenga nuestro coche...

Se han hecho estudios para compararlo; y como norma general, se estableció que, si se conduce una berlina, abrir las ventanillas aumenta el consumo una vez que sobrepasamos los 90 km/h, aunque dependerá de la dirección del viento. Una vez superada dicha cifra, lo más eficiente es utilizar el sistema de refrigeración a mitad de potencia, especialmente una vez alcanzados los 120 km/h. La peor aerodinámica del SUV hace que el consumo de este no se vea tan afectado por circular con las ventanillas bajadas, tanto es así que si apagas el aire acondicionado ahorrarás combustible incluso a 120 km/h.

 

Y además