Skip to main content

Noticia

¿Cuál fue mejor, el Seat León Mk1 o el Opel Astra G?

Seat Leon Mk1 vs Opel Astra G

¿Cuál fue mejor, el Seat León Mk1 o el Opel Astra G? Hoy viajamos en el tiempo para conocer todos los detalles de estos dos superventas del segmento compacto.

Fue hace ya dos décadas cuando estos dos modelos compactos irrumpían en el mercado español y rápidamente se convertían en dos éxitos comerciales entre un público juvenil que veía en estos dos vehículos una compra potencial. Por ello, hoy analizamos cuál fue mejor, el Seat León Mk1 o el Opel Astra G, en una pequeña comparativa técnica de dos generaciones extintas.

No te pierdas: ¿Seat León FR MK1: una buena compra hoy día?

Desde el cese de la producción de ambos modelos, que se produjeron en 2004 y 2005, ambos modelos han contado con dos nuevas generaciones respectivamente, continuando como auténticos éxitos comerciales para las marcas y siendo los pilares principales de ventas de las dos compañías. De hecho, tanto el Seat León, que suele ser uno de los 10 coches más vendidos cada mes en España; como el Opel Astra, que también es uno de los que más ventas reporta a la firma del rayo, registran más de un millar de unidades matriculadas cada mes en nuestro país.

Diseño

Si nos enfocamos en el diseño, ambos modelos presentan unas líneas y un concepto ligeramente diferente. Por un lado, el Seat León Mk1 se comercializó únicamente como un compacto de cinco puertas entre 1999 y 2005. Sus formas cuadradas con una caída muy sutil en la zaga contrastaban con las formas de tres volúmenes del Opel Astra G. El alemán estuvo en activo entre 1998 y 2004 y se ofrecía como compacto de cinco puertas, coupé de tres puertas, sedán de cuatro puertas y familiar.

Video: La evolución del Seat León Cupra:

El compacto de Seat se mostraba como la primera generación del modelo y es considerado el sucesor espiritual del Seat Ronda, un modelo que estuvo en activo tan solo entre 1982 y 1986, por lo que la compañía con sede en Martorell quedó huérfana en el segmento compacto durante trece largos años. Mientras tanto, el Opel Astra G es la segunda generación de este modelo con dicha denominación, ya que el Astra es el sucesor natural del Opel Kadett, el cual cambió de denominación en 1991 con el Astra F.

Dimensiones

En cuanto a dimensiones se refiere, el Seat León, como te decía antes, tan solo estuvo disponible como un compacto de cinco puertas, por lo que presentaba una longitud de 4.180 mm, una anchura de 1.740 mm y una altura de 1.460 mm junto a una distancia entre ejes de 2.510 mm. Estas cotas le permitían contar, a su vez, con un maletero de 340 litros. Por otro lado, el Opel Astra G, en este caso el compacto de cinco puertas como rival natural del León Mk1, ofrecía 4.110 mm de longitud, 1.710 mm de anchura y 1.420 mm de altura con una distancia entre ejes de 2.610 mm, mientras que su maletero tenía una capacidad volumétrica de 370 litros.

Motorizaciones

La gama de motores del Seat León Mk1 está compuesta por ocho propulsores de gasolina que van desde un 1.4 de 75 CV, un 1.6 de 100 y 105 CV, un 1.8 de 125 CV, un 1.8 turbo de 180, 210 y 225 CV para las versiones Cupra, hasta un V6 2.8 de 204 CV. Entre las opciones de gasóleo encontramos un 1.9 SDi de 68 CV y un 1.9 TDI de 90, 100, 110, 130 y 150 CV.

En cuanto al Opel Astra G, éste ofrecía también nueve motores de gasolina que iban desde un 1.2 de 65 CV, un 1.6 de 75, 85 y 100, un 1.8 de 115 y 125 CV, un 2.0 de 136 CV, un 2.2 de 147 CV y un 2.0 turbo de 200 CV para la versión OPC. En los diésel se mostró una evolución que incluyó el common rail como novedad. De este modo, se ofrecieron propulsores 1.7 CDTi de 80 CV, 1.7 DTi de 75 CV, 1.7 TD de 68 CV, un 2.0 Di de 82 y 84 CV, y un 2.0 DTi de 100 CV como la variante más prestacional.

Vídeo: Analizamos la tecnología del Opel Astra:

Conclusión

La guerra estuvo abierta durante muchos años entre el Seat Leon Mk1 y el Opel Astra G. La diferencia en la gama de propulsores ayudó a Seat a llevarse un gran número de compradores. Por un lado, las unidades de gasolina ofrecían un rango de potencias mucho más amplio que el de su rival alemán, además de que contar con el apoyo del Grupo Volkswagen le abrió muchas puertas a la marca en general y al León en particular. 

Mientras tanto, el León y sus motores diésel TDI permitieron popularizar este tipo de motores de turbodiésel, mientras que Opel necesito algo más de tiempo para introducirlos, además de que no llegaron a ser tan potentes hasta que no llegó su sucesor, el Astra H. Por último, el Astra G ofreció una versión OPC de altas prestaciones que no fue muy popular, por lo que el Cupra se llevó esta batalla a casa.

Sin embargo, el Astra de Opel contaba con una fuerte baza a su favor. Las opciones de carrocería permitieron que todos aquellos clientes que buscaban algo diferente al hatchback de cinco puertas pudieran contar con una opción. El coupé de tres puertas se llevó un gran número de ventas por su línea más deportiva, el sedán de cuatro puertas por ser mucho más polivalente, y el familiar por ser una opción interesante para quienes necesitaban espacio para cinco pasajeros sin renunciar a un maletero amplio donde llevar casi cualquier cosa. 

En este aspecto, Seat no llegó a ofrecer nada ni remotamente similar hasta la tercera generación (2012), donde llegó el León SC de tres puertas y el León ST familiar. Jamás se ha ofrecido un León sedán de cuatro puertas, este papel lo ocupa actualmente el Seat Toledo.

Lecturas recomendadas