Skip to main content

Noticia

Competición

De la competición a la calle: Toyota pone a prueba la tecnología híbrida en Le Mans

Toyota Le Mans 2018

Toyota consigue su triunfo más deseado en el mundo de la competición en 24 Horas de Le Mans, con un vehículo híbrido y sin problemas de fiabilidad durante esta impredecible carrera.

La competición es el lugar idóneo para evolucionar la mecánica de los automóviles del futuro, poniendo a prueba las tecnologías más novedosas que se han desarrollado. Siguiendo esta fórmula, Toyota ha llevado al límite su mecánica en las 24 Horas de Le Mans 2018 y ha conseguido una merecida y luchada victoria con un prototipo híbrido. Estos conocimientos son luego trasladados a los coches de calle para mejorar el día a día de sus clientes en la carretera.

Toyota volvió al Mundial de Resistencia (WEC) y a las 24 Horas de Le Mans en el año 2012. Esta marca con tan larga historia en la legendaria carrera de resistencia, en la que no habían ganado nunca a pesar de sus numerosas participaciones, decidía apostar entonces por un prototipo LMP1 híbrido. El TS030 Hybrid estaba equipado con un sistema de propulsión híbrido compuesto por un motor atmosférico V8 de 3,4L. de 530 CV de potencia y un motor eléctrico de 300 CV: entre ambos sumaban más de 800 CV.

A pesar de su apuesta en un campeonato mundial por esta tecnología, no era la primera vez que Toyota competía con un coche híbrido en circuito. En 2005 la marca japonesa anunció sus planes para evolucionar esta tecnología y tan pronto como el año siguiente saltaron a la pista con ella.

En 2006 un Lexus GS 450h THS-R, que partía de un GS450h, se convirtió en el primer modelo hibrido desarrollado para la competición, participando en las 24 Horas de Tokachi. Contaba con un condensador que hacía posible los ciclos de carga y descarga de forma rápida y el resultado en la carrera no fue nada malo: acabó 17º en una prueba en la que participaban 33 coches.

Lexus GS 450h THS-R

Después de este experimento, Toyota continuó su apuesta por el desarrollo de los híbridos y en 2007 participaron con un Supra HV-R de nuevo en las 24 Horas de Tokachi. Con un motor V8 en su interior de 480 CV de potencia y un motor eléctrico en el eje trasero y dos en el delantero que sumaban entre todos más de 700 CV, el Supra consiguió el mejor resultado posible en Tokachi: la victoria.

Para Toyota la tecnología híbrida era ya hace más de dos décadas una clave de cara al futuro. Mediante la combinación de la mecánica usual y la introducción de propulsores eléctricos, el objetivo era crear coches respetuosos con el medio ambiente, con consumos y emisiones más bajos, y todo ello sin renunciar a la potencia, confort y seguridad. En 1997 Toyota presentó el primer Prius, que se convirtió en el primer hibrido producido de forma masiva.

Toyota Prius

El regreso a Le Mans: Sacrificio, lágrimas y victoria

En 2012 Toyota volvió con un prototipo a las 24 Horas de Le Mans y al Mundial de Resistencia. En las carreras de resistencia, la marca japonesa encontró el terreno ideal para poner a prueba la fiabilidad de la tecnología híbrida y desarrollarla, algo que solo fue posible debido a la bienvenida del WEC a este tipo de propulsión.

El debut allí con el TS020 Hybrid, cuyo sistema de propulsión híbrido estaba compuesto por un motor atmosférico V8 de 3,4l con 530 CV y un motor eléctrico de 300 CV, fue prometedor: ganaron tres carreras en 2012 y dos en 2013, siendo subcampeones del mundo ambas temporadas. En 2014 Toyota mantuvo su apuesta por el certamen y siguió buscando el triunfo en Le Mans y en el campeonato con un vehículo evolucionado.

Toyota TS030

El sistema de recuperación de energía pasó a estar formado por dos unidades MGU con su propio súper condensador, una en cada eje, y no una como tenían hasta el momento. El nuevo TS040 Hybrid contaba con tracción total y entregaba una potencia de hasta 1.000 CV. La potencia aumentaba un 18% con relación al TS030 Hybrid aunque el consumo era un 25% inferior, gracias a que el nuevo sistema híbrido más eficiente.

Esta evolución dio tales resultados que el TS040 Hybrid con Anthony Davidson y Sébastien Buemi al volante se alzó con el campeonato del mundo de pilotos y Toyota ganó el campeonato de fabricantes. Con el continuo desarrollo de la tecnología en mente y la victoria en las 24 Horas de Le Mans como objetivo, Toyota introdujo el TS050 Hybrid en 2016.

Híbridos Toyota 2017

El sistema propulsor continuó evolucionando para comenzar a usar una batería de iones de litio, que acumulaba la energía eléctrica (se podían usar hasta 8MJ por vuelta. Así mismo, mejoraron los sistemas de refrigeración, transmisión y aerodinámica. El motor pasó a ser V6 biturbo de 2,4 litros, con 500 CV, que sumado a los 500 CV de los motores eléctricos, resultaba en unos impresionantes 1000 CV.

Desafortunadamente ni aquel año ni en 2017 Toyota logró repetir el campeonato mundial, ni tampoco pudo ganar en Le Mans. Eso sí, en La Sarthe se quedó muy cerca de la victoria en las dos temporadas, pues en 2016 solo un problema mecánico a cinco minutos del final de la carrera les impidió lograr el triunfo y al año siguiente una serie de infortunios le obligaron a retirar los tres coches cuando lideraban.

2018: Objetivo logrado, Toyota hace historia en Le Mans

En 2018 Toyota ha conseguido por primera vez el objetivo que llevaban persiguiendo desde hacía más de dos décadas: ganar en Le Mans., y lo han hecho con un prototipo híbrido. Han sido muchos los sacrificios realizados y muchas horas, días y semanas las que los técnicos de la marca han pasado trabajando e investigando para hacer del TS050 Hybrid un coche ganador en una de las carreras más duras y exigentes del mundo.

Toyota continuará usando estos conocimientos para aplicarlos a los vehículos que en un futuro encontraremos en los concesionarios y que veremos por la calle. Las ventas de vehículos electrificados de la marca no paran de crecer, confirmando su liderazgo: comercializaron un total de 1,52 millones de coches electrificados en todo el mundo en 2017, un 8% más que el año anterior… En 2050 esperan que la cifra de ventas supere los 5 millones.

Imagen: Sutton Motorsport/Toyota

Lecturas recomendadas