Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Comparativa oldie: Peugeot 309 vs Ford Escort Mk4

Peugeot 309 vs Ford Escort Mk4
Hoy enfrentamos en una de nuestras comparativas oldies al Peugeot 309 y al Ford Escort Mk4, dos modelos engendrados a mediados de la década de 1980.

Estos dos vehículos que hoy protagonizan esta comparativa oldie fueron el coche de muchas familias durante la mitad de los 80 y gran parte de los 90. Cada vez quedan menos circulando por nuestras carreteras, pero ambos disfrutaron de una gran popularidad y fueron auténticos éxitos comerciales más allá de las fronteras españolas. Hoy enfrentamos al Peugeot 309 y al Ford Escort Mk3.

Compa Oldie: Opel Kadett GSi o Ford Escort RS Turbo

Peugeot 309

El Peugeot 309 estuvo en activo entre 1985 y 1994, y llegó a ensamblarse en diferentes fábricas de Europa y la India, incluida una planta en Valladolid. El Peugeot se comercializaba en versión de tres y cinco puertas, mientras que en 1989 fue sometido a una actualización estética, mecánica y de equipamiento para afrontar la segunda mitad de su vida comercial. En 1982, las líneas del 309 fueron adelantadas por el Peugeot Vera Plus, un estudio aerodinámico desarrollado por la compañía francesa.

Sus dimensiones incluyen una carrocería de 4.050 mm de longitud, 1.630 mm de anchura y 1.380 mm de altura, con una distancia entre ejes de 2.470 mm. La gama de motorizaciones incluía motores de gasolina con carburación e inyección de 1.1 litros (55 y 60 CV), 1.3 litros (65 CV), 1.4 litros (70 y 75 CV), 1.6 litros (80 y 92 CV) y 1.9 litros (105, 107, 110 CV), mientras que el 309 GTi ofrecía 130 CV (más tarde 122 CV con la catalización) y 160 CV (148 CV catalizado).

También hubo motores diésel atmosféricos de 1.8 litros con 60 CV y 1.9 litros con 65 CV de potencia, mientras que una versión turboalimentada del 1.8 litros entregaba 78 CV. La producción del Peugeot 309 llegó a su fin en 1994 con la llegada de su sucesor, el Peugeot 306, y tras haber fabricado más de 1,6 millones de ejemplares.

Ford Escort Mk4

Mientras tanto, la cuarta generación del Ford Escort Mk4 se presentó un año más tarde que el 309, en 1986. Este modelo de Ford, más veterano que el Peugeot, ofrecía más opciones de carrocería, tanto variantes de tres y cinco puertas, familiares de 3 y cinco puertas, un descapotable y una versión comercial de tres puertas. La actualización del Escort Mk4 tuvo lugar en 1989, introduciendo cambios menores para renovar el vehículo.

En cuanto a sus dimensiones, el Ford Escort de cuarta generación ofrecía una carrocería de 4.022 mm de longitud (58 mm más la versión familiar), una anchura de 1.640 mm y una altura de 1.385 mm, todo ello sobre una plataforma con 2.400 mm de distancia entre ejes. El Escort Mk4 también se ensambló en diferentes fábricas a nivel mundial, incluyendo en Europa la fábrica valenciana de Almussafes, y en Latinoamérica diferentes plantas en Argentina, Venezuela y Brasil.

A nivel mecánico, el Escort estaba disponible con motores de gasolina de 1.1 litros (50 y 55 CV), 1.3 litros (60 CV), 1.4 litros (75 CV) y 1.6 litros (90 CV). También hubo versiones más deportivas como el XR3i de 105 CV y el RS Turbo de 132 CV, ambos basados en un motor de 1.6 litros de gasolina. El diésel, mientras tanto, estuvo presente en el 1.8 litros atmosférico de 60 CV. En 1992 concluyó la producción del Escort Mk4.

Y además