Skip to main content

Noticia

Motor

Comparativa de compactos 'Mild Hybrid': Ford Focus MHEV vs VW Golf eTSI

Comparativa Ford Focus MHEV vs VW Golf eTSI

Antiguamente esta hubiera sido una comparativa que nadie se perdería, con dos de los modelos de referencia del segmento más exitoso. Pero los SUV han restado protagonismo a los compactos. ¿Y qué hacen las marcas para que sus modelos no pierdan gancho? Actualizar su gama mecánica, para hacerla más eficiente y apetecible. Por eso, hoy voy a comparar las versiones microhíbridas del Ford Focus y el Volkswagen Golf.

Como si de un combate de boxeo se tratase, cada contendiente llega a la pelea sobradamente preparado y con entrenamiento específico para asegurarse la victoria. Esta cuarta generación del Ford Focus lleva ya cerca de tres años a la venta, así que tiene sobrada experiencia en una pelea como esta contra el Volkswagen Golf, aunque seguramente le cueste mantener el tipo en lo que a tecnología y asistentes a la conducción se refiere...

En el rincón contrario está el Golf de octava generación, que es un coche que ha cambiado mucho, tanto en diseño como en el equipamiento que ofrece. Es un modelo que no sólo parece más moderno, sino que de verdad lo es. Aunque es cierto que el diseño del Ford sigue siendo muy actual y mantiene el tipo.

Comparativa Ford Focus MHEV vs VW Golf eTSI

Sin más dilación, hechas las presentaciones, comienza el combate

El Focus golpea primero, ya que ofrece un motor algo más potente. Ambos utilizan bloques 1.0 (999 cc) gasolina turboalimentados de tres cilindros en línea, pero el Focus tiene 125 CV, frente a los 110 CV que declara el Golf. En ambos casos, eso sí, se añade un sistema eléctrico de 48V que les permite beneficiarse de las ventajas que aporta la etiqueta ECO de la DGT y les da un extra de potencia en momentos puntuales. Además, les permite reducir el consumo, pero de eso te hablaré un poco más adelante. 

El Golf no baja los brazos y devuelve el golpe cuando entra en juego el tipo de transmisión por la que apuesta cada fabricante. Ford sólo ofrece esta versión MHEV (Mild Hybrid) con cambio manual de seis velocidades, mientras que Volkswagen se decanta por el DSG de doble embrague y siete marchas como única configuración posible. Punto para el de Wolfsburgo, porque esto se nota especialmente en las cifras que hemos medido en las recuperaciones, ya que el cambio automático del Golf, cuando pisas a fondo, permite subir de vueltas al motor y así logra pasar de 60 a 100 km/h en sólo 6,1 segundos, mientras que en esa misma medición, en cuarta velocidad, el Focus requiere de 8,2 segundos. Así que, a la hora de adelantar hay diferencias claras y con el modelo de la marca del óvalo tendrás que ser más paciente o bien reducir una marcha.

Veamos cuál de los dos es más rápido

Y ya que menciono las prestaciones, vamos a comprobar cuál de los dos es más rápido en su juego de pies.

En este caso, se podría decir que hay reparto de puntos, porque el Focus arranca más rápido en los semáforos y alcanza los 50 km/h tres décimas antes que su rival; pero en el esprint hasta los 100 km/h el Golf no sólo le recupera el terreno, sino que le saca dos décimas: 10,8 segundos.

También muy igualados están si se valora la respuesta en marcha de sus motores. Aunque las diferencias contra el cronómetro ya han quedado patentes, en realidad, cuando los conduces, en ambos casos descubres mecánicas que se encuentran más cómodas al circular de forma tranquila y ahorradora, cuyo sonido, típico de bloques tricilíndricos, no es para enamorarse.

Comparativa Ford Focus MHEV vs VW Golf eTSI

Como ambos son modelos Mild Hybrid, es básico ver cómo queda el intercambio de golpes en lo que al consumo se refiere. 

Y confieso que me ha sorprendido el resultado en este test, porque el Ford promete de fábrica un menor gasto de combustible (5,0 l/100 km, frente a los 5,2 del VW) y tiene un depósito un pelín más grande (52 litros), lo que me hacía pensar que su autonomía sería mayor. Pero la realidad ha demostrado que el Golf consume menos en condiciones normales de circulación (5,7 litros, por los 6,3 del Ford) y, por tanto, aunque su depósito es de 50 litros, es capaz de recorrer en total 45 kilómetros más que el Focus. Esto es así porque el Golf apaga el motor de combustión cuando hay suficiente energía en la batería de 48 voltios y lo hace mucho más a menudo que el Focus. ¿Será esto suficiente para dejar KO al Ford? 

Comparativa Ford Focus MHEV vs VW Golf eTSI

Analizo ahora su comportamiento, un apartado en el que el Focus ha ganado muchas peleas. Ofrece una postura al volante relativamente baja, ideal para una conducción verdaderamente dinámica y en cuanto lo conduces unos pocos kilómetros te das cuenta de que es un coche que te hace disfrutar en zonas de curvas. 

El Focus tiene cuatro modos de conducción

El acabado del Focus que he probado es el ST-Line (no confundir con la versión ST) y dispone de distintos modos de conducción: Eco, Confort (que no deberían estar reñidos, aunque el segundo es menos perezoso), Normal (para trayectos a mayor velocidad, pero sin estridencias) y Sport (prestaciones y agarre por encima de cualquier otra cosa). 

Se accionan mediante un botón situado junto a la palanca de cambios y te permiten adaptar la respuesta tanto a la zona por la que circulas, como a tus propios gustos. Al conducir por ciudad para las gestiones diarias, sí que te debates un poco entre el Eco y el Confort, pero yo acabo echando de menos todo el rato ese empuje de la posición más deportiva, porque convierte tu eficiente coche del día a día casi en un deportivo. Así que pone a su rival contra las cuerdas en lo que a sensaciones de conducción se refiere.

Comparativa Ford Focus MHEV vs VW Golf eTSI

El Golf que he probado (Life) no ofrece suspensión adaptativa y no va tan fino como su rival cuando avivas el ritmo. Además, es más subvirador de la cuenta y cuando reviso la ficha técnica y veo que el reparto de pesos es de 61/39 entiendo el porqué. No obstante, va suave en ciudad y filtra bien los baches e irregularidades del terreno.

El combate lleva ya unos cuantos asaltos disputados, el intercambio de golpes está siendo incesante, veamos ahora si al pasar a su interior y analizar aspectos más prácticos alguno de los dos besa la lona. Para ello, saco el metro de mi mochila y mido el espacio en ambas filas y el maletero. En la primera fila el Golf tiene un pelín más de hueco para las piernas, pero es algo más estrecho que el Focus; detrás el Focus se nota más desahogado y las mediciones lo corroboran, salvo en altura, donde es mejor el VW. Respecto al maletero, el modelo alemán ofrece 381 litros y el de la marca americana (aunque el Focus se fabrica también en Alemania) 375 litros. Como ves, la pelea está siendo muy disputada y me temo que se decidirá en el último asalto.

VW golf eTSI

Finalmente, comprobamos si el equipamiento tecnológico y los asistentes a la conducción son los que deciden el ganador a los puntos.

Y el ganador es...

Cuando miras el salpicadero del Golf, con su cuadro de mandos digital, su pantalla de 10,23 pulgadas y toda la instrumentación táctil (tanto para controlar la luces, como el climatizador, por ejemplo), enseguida ves que está un paso por delante de su oponente, quien achaca el paso de los años, como ya te adelantaba al principio. Y respecto al equipamiento de seguridad, pasa lo mismo, viene equipado de serie con algunos sistemas que en el Ford son opcionales o ni siquiera se pueden encargar. 

Eso sí, esos controles táctiles no funcionan todo lo bien que deberían y los tiempos de carga de las distintas funciones del sistema de infoentretenimiento (navegador, climatizador, radio...) son un tanto molestos. ¿Es mejor en esto el Ford Focus? Bueno, los botones físicos siempre facilitan la labor, pero hay tantos que requiere de un poco de adaptación. A cambio, la pantalla táctil (sólo 8") de la consola central es más clara, aunque no enorme y  en ella quizás sí valdría la pena dotarla de los Pack Tecnológico (400 euros). 

Suena la campana, el ganador no lo tiene claro ni el propio juez, es decir, yo mismo. No queda más que acudir a nuestra tabla de valoración y tras las sumas, comprobar que el ganador es el VW Golf. 

Etiquetas:

SUV

Y además