Skip to main content

Noticia

Motor

Compa oldie: Peugeot 607 o Renault Safrane

Compa oldie: Peugeot 607 o Renault Safrane

Una vieja lucha entre berlinas aspiracionales francesas: ¿607 o Safrane?

Los fabricantes de coches franceses han mantenido una dura rivalidad desde siempre. Hubo una época en la que la lucha se elevó hasta los segmentos más altos del momento. Me refiero al de las berlinas premium. Hoy recuperamos un duelo en el que saltaban chispas hace ya más de 20 años. Recordamos con esta comparativa oldie el duelo entre el Peugeot 607 y el Renault Safrane.

Renault Safrane

Comenzamos con el modelo de Renault, ya que fue el primero en llegar al mercado. Era el año 1992 cuando los responsables de la marca del rombo decidieron buscarle un sustituto al Renault 25. Y terminaban así, por cierto, con su larga tradición numérica en la nomenclatura de sus vehículos.

Estuvo a la venta hasta el año 2000, que fue justo cuando se lanzó el Peugeot 607. ¿No convivieron apenas en el mercado? Lo cierto es que no mucho, pero se les considera duros rivales porque el sucesor natural del Safrane fue el Renault Vel Satis, un coche adelantado a su tiempo que no gozó de éxito comercial.

Renault Safrane

Apostaba por contundentes motores de gasolina con cuatro cilindros en línea, de 2,0, 2,2 y 2,5  litros, cuyas potencias iban de los 105 a los 165 CV. Y también había versiones V6 de 3,0 litros con hasta 262 CV de potencia en el caso de la variante biturbo.

Evidentemente también se comercializó con mecánicas diésel, que era lo que se pedía en la época. Se trataba de bloques de 2,0 a 2,5 litros con potencias de 88 y 113 CV. No, el downsizing todavía no había hecho acto de presencia en el mercado.

Su precio en la última fase de su vida comercial iba de los 25.000 a los 50.000 euros.

Peugeot 607

Peugeot 607

El modelo de Peugeot vio la luz en 1999 y llegó para reemplazar al 605. A diferencia de este, que tenía formas muy clásicas y cuadradas, apostó por un diseño más redondeado, pero sin abandonar la estética habitual de una berlina de lujo. La fórmula le funcionó, pero eso se debe a que sus rivales, como ya he adelantado antes, optaron por el camino de la innovación y no triunfaron. Me refiero también al Citroën C6, que llegó en 2005, era demasiado caro y tenía un diseño modernizado que no terminó de encajar, por mucho que durante una época fuera el coche del presidente de la república Francesa en la época, Nicolas Sarközy.

Volviendo al 607, se fabricaba en la plata de la marca en Sochaux y el gran avance que incorporaba frente a su predecesor y a algunos de sus competidores era en la electrónica. Básicamente, era de los primeros con control de estabilidad de serie. Así que presumía de una buenas cualidades dinámicas para su tamaño y peso. 

Se fabricó con motores gasolina de 2.2 y 3.0 litros (V6)cuyas potencias iban de los 158 a las 211 CV. Y en diésel estaban los bloques 2.0 HDi de 107 y 136 CV, 2.2 HDi de 133 y 170 CV y 2.7 HDI de 204 CV

El precio para el 2.2 gasolina era de unos 30.000 euros, mientras que el V6 costaba cerca de 40.000 euros. Lo modelo diésel rondaban los 33.000 euros.

¿Quien gana entonces? ¿Peugeot 607 o Renault Safrane?

Por diseño, por tecnología, porque era más avanzado y su precio seguía siendo competitivo, el Peugeot 607 era una mejor elección-

Más:

Berlinas

Y además