Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: Lancia Delta S4 Stradale o Ford RS200

Ford RS200 o Lancia Delta S4 Stradale
Más que mitos.

Puedo deciros que hay mitos, y luego están los Lancia Delta S4 Stradale o Ford RS200. Y es que, las subastas hablan por sí solas. El pasado año se vendió una unidad del italiano por más de un millón de euros, todo un récord para el modelo. Del americano también encontramos unidades con precios muy altos, joyas de colección que a todos nos encantaría disfrutar. Y si pudiéramos elegir… ¿con cuál nos quedábamos? ¿Cuál era mejor?

No te pierdas: 'A subasta toda una leyenda, un Lancia Delta S4 Stradale'

Lancia Delta S4 Stradale

Ford RS200 o Lancia Delta S4 Stradale

La versión de calle del Lancia Delta S4 llegaba en los años ochenta. La variante de competición corrió las temporadas 1985 y 1986 del Campeonato del Mundo de Rallies bajo las regulaciones del Grupo B. Para poder homologar el coche de competición fabricarían 200 ejemplares del Lancia Delta S4 Stradale, un coche extremadamente exclusivo.

El modelo de calle contaba con diferentes modificaciones con respecto a la versión de competición. Si bien, bajo su piel se escondía un motor de 1.8 litros capaz de desarrollar unos 250 caballos de potencia. Esa energía era transmitida al asfalto por medio de una tracción total, un sistema que incluía tres diferenciales con los que se enviaba el 30% de la potencia al eje delantero y el 70% al trasero.

Ford RS200

Ford RS200 o Lancia Delta S4 Stradale

Igual de carismático es el Ford RS200, otro legendario modelo que se basaba en un coche del Campeonato del Mundo de Rallies. Estuvo a la venta en los años ochenta, cuando se homologaba el coche de competición que competiría en el Grupo B hasta su desaparición. Igualmente, solo fueron construidas 200 unidades, y es que era requisito indispensable construir este número de unidades legales para circular.

Su construcción estaba colmada de materiales livianos, con acero, kevlar y fibra de carbono. El Ford RS200 era único, no había un modelo de producción en el que se basaba. Bajo su carrocería diseñada especialmente para el modelo se escondía un motor de 1.8 litros capaz de desarrollar hasta 300 CV. En competición, estos coches podían alcanzar los 450 caballos de potencia.

¿Cuál era mejor?

Imposible elegir uno de ellos, ¿no crees? Y es que cada uno guarda una historia digna de victoria. Quizás el Lancia Delta S4 Stradale gana por su alta cotización, un coche por el que se han pagado más de un millón de euros. Por una buena unidad del Ford RS200 se suelen superar los 250.000 euros, cuatro veces menos que lo que se ha llegado a pagar por el italiano. Pero no por eso el americano era peor… ¡Ni mucho menos!

Imágenes – Bonhams, RM Sotheby´s

Y además